“Será un orgullo entrenarme con Barovero”

Julio Chiarini sabe que llega para ser suplente de Trapito, su coterráneo, pero está muy motivado con su llegada a River: “Mentalmente me agarra maduro”, dijo en Pasión Monumental radio.

Uno de Porteña, el otro de Olivia. Los dos cordobeses. Uno afirmado como el arquero titular de River hace dos años. El otro catalogado como el mejor del ascenso en su puesto. “Marcelo  es un excelente arquero. Va a ser un orgullo compartir el arco y entrenarme con él”, dice Julio. Julio es Chiarini, quien aún no firmó pero va camino a ser refuerzo de River. Marcelo es Barovero, Trapito, el titular.

“Estoy ansioso por empezar a entrenar. Por compartir con estos jugadores de categoría. La verdad, no me imaginaba un salto tan grande. Yo hace cuatro años estaba en el Argentino A, ahora esto es increíble”, dice el ex Instituto, quien a los 31 tendrá la chance de su vida.

De no mediar inconvenientes, Chiarini firmará un contrato por 30 meses entre viernes y sábado. Es más: el arquero ya viajó a Buenos Aires para acelerar los trámites de la Visa para ingresar a Estados Unidos y poder hacer la pretemporada junto a sus nuevos compañeros.

En el diálogo con Pasión Monumental radio, por AM 990, Julio sueña a consciencia: “Debe ser complicado el arco de River. Ojalá me toque atajar en algunas de las competencias que juguemos. Han pasado arqueros importantes, pero mentalmente estoy preparado. Me tengo que poner a la altura en lo físico. Eso sí: mentalmente me agarra maduro, con una edad muy buena para un arquero”, cuenta.

En el final, explica parte de su juego, sobre todo para aquellos que no lo conocen demasiado: “Me baso mucho en la velocidad de piernas, en salir, también me gusta jugar con los pies”.

Imagen: La Voz del Interior