Los números de Trezeguet

Pasión Monumental repasa la trayectoria -corta pero muy efectiva- de David en River.

Trezeguet no podrá cumplir el sueño de retirarse con la banda roja cruzándole el pecho, pero escribió una página en la parte más complicada de la historia de River. A los 34 años volvió al país sólo para vivir una experiencia única en su vida, posiblemente incomparable con otra. Y eso que fue campeón del mundo con Francia, ganó una Eurocopa con los galos, la rompió en la Juventus y se destacó en el Mónaco. Pero él quería jugar en River.

Con media temporada jugada en el ascenso, fue el futbolista más determinante en el segundo tramo en la vuelta a primera. Hizo golazos, muchos de ellos decisivos para destrabar partidos complicados.

Convivió entre la tirantez con Cavenaghi y la buena relación con los jóvenes, quienes lo adoptaron como un referente. Almeyda lo bancó, despojando al Torito y al Chori Domínguez. Aunque ahí el nivel decayó y, más allá de su probada jerarquía, las lesiones lo fueron corriendo la escena.

Ramón Díaz prescindió de sus servicios el 24 de junio de 2013 y un año y seis días más tarde, tras el exilio en Newell’s, fue Francescoli quien le avisó que su historia en Núñez, a contramano de su anhelo, se había terminado. Igual, nadie en River debe olvidarse lo que aportó Trezeguet.

PARTIDOS JUGADOS: 38

GOLES CONVERTIDOS: 17