“A Gallardo le sobra confianza”

 

Francescoli banca al Muñeco: “Me sorprendió con su seguridad en lo que cree y piensa sobre el fútbol”.

“Me invitaron a Brasil pero preferí quedarme acá ocupándome de River”.

Enzo Francescoli podría estar en el Mundial mirando a su Uruguay. O bien podría estar en los lobbies de los hoteles más importantes de Río de Janeiro charlando con el mundo del fútbol. Sin embargo, esa tarea la llevó adelante Rodolfo D’Onofrio. El secretario técnico optó por quedarse en Buenos Aires trabajando con el River que se viene, que comenzará la pretemporada el próximo lunes en el predio de AFA y el 5 de julio viajará a Miami a completar el trabajo previo al torneo. Y el River que se viene es el de Marcelo Gallardo, elegido por el Príncipe para conducir los destinos futbolísticos del primer equipo.

“Gallardo está muy bien, más allá de que ya lo conocía, está muy maduro y centrado. Tiene un grupo de trabajo muy serio y era el indicado para River. Hay que apoyar la idea que tiene, le estamos dando todas las comodidades. Me sorprendió con su seguridad en lo que cree y piensa sobre el fútbol. Lo que hoy le sobra a Marcelo Gallardo es confianza”, lo respaldó Enzo en diálogo con Esto es River. Si eso no es apoyo, ¿el apoyo dónde está? Francescoli asumió su propia patriada con la designación del Muñeco tras la abrupta salida de Ramón Díaz.

¿Y el futuro? “El viaje a Miami es la oportunidad para que el grupo se compenetre en el objetivo. En un club como este no se puede pensar solo en ser campeón y nada más. Soy muy optimista y creo que en un año mas, River se va a acomodar como queremos. Tenemos las puertas abiertas para todo aquel que quiera ayudar. Como decimos siempre, lo más importante acá es el escudo. Todos estamos de paso, el club es el que debe seguir progresando”, agregó.

Y dio una particular definición sobre lo que se vive adentro de River: “Estoy muy bien, muy contento, feliz. Con mucho tiempo en el club. Como jugador iba 2 o 3 horas en el club, ahora voy todo el día. Y ahora que estoy mas adentro, no sé si me gustaría tanto ser presidente. “Lo veo a Rodolfo que va de acá para allá y no sé si podría hacerlo yo.”