“Me preguntaron desde River”

La dirigencia y el cuerpo técnico tiene un sueño. Sabe que Teófilo Gutiérrez difícilmente siga después del Mundial y por eso busca goles que acompañen a Cavenaghi. Ignacio Scocco, hincha de La Banda confeso, es el apuntado. Su representante aclaró que no será fácil, aunque remarcó que existen sondeos. 

La dificultad siempre estuvo, pero el anhelo es grande. El operativo convencimiento empezó en la despedida del Burrito Ortega, cuando el delantero estaba definiendo su futuro después de ser campeón con Newell’s. Ese día, Ramón le habló de lo importante que es vestir el Manto Sagrado, sobre todo siendo hincha.

El tiempo pasó, Scocco pasó sin pena ni gloria por Internacional de Porto Alegre y juega en el Sunderland desde comienzos de año. Le costó la adaptación, cierto, pero la intención del club inglés es obtener un rédito después de haber desembolsado 5 millones y medio de dólares por él. “El entrenador (NdeR: El uruguayo Gustavo Poyet) es el que maneja todo y lo quiere en el equipo”, señaló Fabián Solidini, su representante, en América & Closs.

Además, a pesar de que aclaró que ya hubo charlas con la gente de River, analizó: “La única forma de que se haga sin dudas es que se desembolse la misma cantidad de dinero que invirtió el Sunderland en él”. Con la necesidad de vender por 100 millones de pesos por delante, confeso objetivo del sector que maneja la economía del club -leáse Andrés Ballotta y Jorge Brito-, las cifras que se manejan por el ex Newell’s resultan imposibles. Pero habrá que esperar, la camiseta tira.