Muñeee, Muñeee…

El perfil de Marcelo Gallardo, el nuevo técnico. Sus pensamientos. Sus números en Nacional.

gallardoA los 38 años, a Marcelo Gallardo le llega la chance de su vida como entrenador. Luego de su paso por Nacional de Montevideo, el Muñeco está a las puertas de una oportunidad soñada. Quizás se dio más pronto de lo esperado, pero se dio. Será el técnico de River. Tendrá la difícil misión de reemplazar al más ganador de la historia, Ramón Díaz. Si le va mal -Dios no quiera- el fantasma del Pelado sobrevolará siempre. De lo contrario él también quedará en los anales de la ilustre prosapia millonaria. Pero… Cómo piensa, cuál es el perfil, cómo le fue en Uruguay al flamante entrenador de la banda roja.

Ya cuando jugaba, el Muñeco era un tipo conceptual. Adentro y afuera. Se descubría cuando organizaba al equipo en la cancha. Se notaba en los micrófonos, cuando hablaba y dejaba frases interesantes. Obviamente, no tendrá la labia de un Flaco Menotti, pero Gallardo entiende el fútbol de una manera. “Sin la técnica, no podés hacer nada”, dice. Y ahí apuntará, en la medida que tenga jugadores, en el armado de su River.

Su primera experiencia en el Bolso fue muy buena, con un torneo conquistado en 2012. En una temporada dirigió 30 partidos, ganó 20, empató 7 y perdió 3. Es cierto que el torneo uruguayo no es de los más competitivos, pero a Nacional le dio una impronta.

Los números en el ámbito internacional no le sonríen: disputó 8 encuentros, con 2 triunfos y 6 caídas. Fue eliminado en primera ronda de la Copa Libertadores 2012. Un año antes, en la Sudamericana, lo sacó el campeón, la U de Chile de Jorge Sampaoli, uno de los otros técnicos en los que pensó la dirigencia.

Pero, como era un secreto a voces desde hacía muchos meses, aún con Ramón en la banca, que Gallardo tenía todos los boletos para sentarse en el uno de los bancos más caliente del país.