El último aullido

Finalmente, con la salida de Ramón Díaz como justificativo principal, Cristian Ledesma dejará River por la puerta grande. El Lobo tomó la decisión de no renovar. Seguirá jugando al fútbol. ¡Gracias por todo, Lobo!

Cristian Ledesma

Si se lo analiza con frialdad, es una buena noticia. Sí, es cierto que el Lobo fue fundamental para el campeonato, quizás uno de los jugadores más importantes para la conquista. Sin embargo, ya sufrió el hecho de estar en altísimo nivel, renovar y pasar a ser suplente y sin respaldo. Por eso, para el futuro, que se vaya siendo campeón, con un golazo en la consagración ante Quilmes (su primero en River) y con el amor de todo el público Millonario, lo harán grande para siempre.

La salida de Ramón aceleró una decisión que ya venía craneando. “Tengo que pensar todo. Aunque me sienta bien, hay que pensar en la familia, en lo que viene, en todo”, decía en el vestuario del River campeón. Pensaba el Lobo y ahora lo ayudaron a decidir. Sin su mano derecha en el plantel, el que lo bancó siempre y lo recuperó del ostracismo al cual había sido confinado en su llegada al club, decidió tomar el mismo camino de salida. Ni el gesto que tuvo Francescoli ofreciéndole la renovación le hizo cambiar de parecer.

A diferencia del riojano, Ledesma tendrá su despedida con la camiseta puesta. Viajará esta noche a México, jugará el Superclásico en el Azteca y ahí dirá adiós para siempre. Será su último partido en River. Su idea es seguir jugando. ¿Será en Argentinos Juniors el final?

¡Gracias Lobo, gracias por todo!