Se fue Ramón Díaz

El DT más campeón de la historia presentó su renuncia, en principio por desacuerdo con los dirigentes en el armado del nuevo River.

IMG_0520Inesperado. O no tanto. Terrible bombazo para el mundo River, ese que aún anda mareado de tanto festejo. SE FUE RAMÓN DIAZ. Hay que escribirlo bien grande, aunque no se pueda creer.

Ni media hora duró la reunión con los dirigentes (D’Onofrio y Patanian) y Francescoli que el técnico, acompañado por su hijo y su representante, Adrián Castellanos, se subió a su camioneta con cara de pocos amigos. Minutos antes había arrojado la granada que retumbó en todos lados. Se había alejado. Se había terminado el tercer ciclo del técnico más campeón de la historia, con 9 títulos.

¿Por qué es inesperado el final? Porque Ramón se quería quedar a vivir en River. Estaba dulce y gozaba de su momento. Pero la dirigencia no estaba dispuesta a hacer grandes refuerzos y hoy piensa más en vender que en comprar debido a la delicada situación económico financiera.

¿Por qué estaba dentro de lo previsto es abrupto desenlace? Porque la CD siempre lo miró de reojo y Ramón hizo lo mismo. Jugaron a la política seis meses, hasta que algo se rompió. Y con el éxito consumado, a contramano de lo pensando, voló todo por los aires.

Ramón se fue. Y los dirigentes no se movieron demasiado para retenerlo. Como pasó en el 2000, cuando se marchó por los desacuerdos con Pintado y Dávicce por la política de refuerzos. Sí es diferente a 2002, cuando Aguilar decidió no renovarle el contrato y optar por Pellegrini. Ahora, con un año y medio de vínculo en curso, el ganador de 9 títulos dijo chau.

El riojano dará su versión el miércoles a la tarde, en el auditorium del Monumental. Según D’Onofrio, su salida fue “en buenos términos”. ¿Ramón también fumará la pipa de la paz o tirará bombas? Se verá.

¿Ahora quién se pone el buzo? Marcelo Gallardo picó en punta. Crespo tuvo una charla con el presidente y con el secretario técnico. Se verá. Cómo se repondrá River de semejante golpe. Esa es la cuestión.