La situación financiera económica del club

Jorge Brito y Andrés Ballota dieron detalles sobre el pasivo, los cheques “voladores”, el déficit operativo mensual y cómo River hizo y hará para salir de una situación complicada.

Balotta - Brito

Bajo el título “Evolución Económica Financiera”, el vicepresidente primero Jorge Brito y el tesorero Andrés Ballotta dieron una conferencia de prensa para explicar el momento del club. Sí, a horas de reunirse con Ramón Díaz para explicar la difícil situación, los dirigentes dieron precisiones sobre la actualidad de River, sus números y cómo se afrontaron y afrontarán las delicadas cuestiones que dejó la gestión anterior.

Comenzaron con datos contundentes sobre la herencia recibida: 450 millones de pesos de pasivo en diciembre de 2013, cuando el balance cerrado el 30 de agosto indicaba 347. ¿Qué se hizo después? Se libraron cheques a pagar sin cobertura a cancelar en los primeros 90 días de la actual gestión por 300 millones. “Eran cheques voladores”, graficó Ballotta. “Lo bueno es que logramos hacerle frente con financiamiento genuino y bajando los intereses”, aportó Brito.

Una cuestión que los dirigentes valoraron es haber reducido el déficit operativo mensual, antiguamente en los 12 millones de pesos. Hoy es de la mitad. Y otro asunto grave fue que el capital de trabajo era negativo en 307 palos. “Estábamos al borde de la cesación de pagos”.

¿Cómo le hizo frente River? Según sus directivos con un fideicomiso privado (40 millones de pesos), la racionalización del protocolo (de 7.000 a 3.000 entradas de favor, lo que permitió tener más tickets para vender), la comercialización de abonos a palcos, la apertura a nuevos socios, acciones de marketing (se duplicaron contratos con marcas oficiales, con la estática, con la manga de la camiseta y la de la cancha). Y próximamente se lanzará la comunidad Somos River.

“No volvió un cheque, honramos las deudas”, sentenció Ballotta, quien además explicó que se levantaron 415 millones de pesos gracias a una reestructuración con acuerdos de bancos de primera línea (Brito es el hombre fuerte del Macro, posee contactos). 320 millones corresponden a los famosos cheques “voladores”, 65 a sueldos y cargas sociales y 30 a gastos operativos.

¿Cómo consiguió ese dinero en poco tiempo? 180 millones fueron refinanciados, 77 por el aporte de los sponsors, 65 por la cuota social, 40 por el fideicomiso y 11 por otros puntos que no se detallaron.

“La inoperancia de la anterior gestión nos llevó a esto. Quedó demostrado que el canje era una mentira, porque los lugares que ellos decían que estaban llenos hoy los vendemos. ¿Adónde iban esas entradas? La verdad, no sabían administrar”, bramó Brito mientras el power point lanzaba datos alarmantes. Y siguió: “Estábamos en coma 8, hoy estamos en coma 4, pero al menos cortamos la hemorragia”.

Igualmente, el pasivo, en el próximo balance, que será compartido por el ciclo Passarella, no bajaría de los 450 millones de pesos. “Si no hay superávit, la única variable es vendiendo un jugador”, resaltó Ballotta. A eso se apunta: a transferir por un mínimo de 100 millones. Igual, Brito aclaró que “si no refinanciábamos el pasivo, en agosto sería de 650 millones”.

En otro orden, el vice primero dijo que se proyectan obras para el Monumental, aunque “necesitamos entre 20 y 30 millones de dólares y hoy es imposible”. ¿Pedir más dinero por el Fútbol Para Todos? “No es una variable que dependa de nosotros”, cerró Brito. Hoy River recibe 38 palos del Estado Nacional por los derechos de televisión.

También se consultó por el posible aumento (sería del 25%) de “Tu lugar en el Monumental”, el sistema implementado en enero para que los socios se aseguren su entrada en cada encuentro de local. “Es algo que llegó para quedarse, vamos a ir viendo cómo sigue”, concluyó Ballotta.