Desde Colombia, nada de berracos y mucho de gloria

Fueron clave, cada uno desde su puesto. Eder Alvarez Balanta fue uno de los pilares de la defensa, Carlos Carbonero fue la figura del equipo en el torneo y Teo Gutiérrez terminó como uno de los goleadores del equipo. Desde Colombia vino la fuerza.

Mercado gol
Colombia es el asunto. En un contexto en el que el país cafetero es apuntado por series (hágale, berraco y otras tantas palabras se hicieron dueñas de nuestro vocabulario), en River pisaron fuerte pero con gran aporte y sólo se los relaciona al fútbol. Los colombianos fueron de lo mejor de River en el torneo y, de hecho, dos de ellos fueron citados al Mundial.

Terminado el partido, Teo Gutiérrez analizó: “Esto es para disfrutarlo, no es de todos los días. Esto es un merito por el sacrificio que hicimos. Vine a un club donde me enseñaron la humildad. Ahora estamos festejando, que es lo más importante”. Y agregó: “A mí me gusta soñar despierto. Haber conseguido este triunfo es algo que nunca se va a borrar de mi memoria”.

Por su parte, Balanta explicó: “Es un privilegio lo que me está pasando. Jamás me imaginé esto. Ganar un título de Primera es diferente a todo”. Y continuó: “Es un privilegio lo que me está pasando: ser campeón con esta gran institución y tener la oportunidad de ser parte de la selección Colombia… No es seguro si iré al Mundial, pero pongo la mejor predisposición para seguir creciendo. Le tengo que agradecer a Ramón por haberme dado la chance de tener continuidad y la posibilidad de afianzarme en Primera”.

Y, por su parte, Carbonero completó: “Estoy emocionado, ser campeón con un equipo tan grande es un sueño cumplido. Siempre puse todo de mí y estoy feliz de que en esta segunda parte se haya materializado”. Sobre su continuidad, cerró: “Estar acá es lo mejor que te puede pasar, espero seguir”.

Imagen: Nicolás Aboaf