A un paso

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) River sufría con el descendido Argentinos, no podía quebrarlo, pero apareció Mercado y la empujó con alma y vida para empezar a ganar. Al toque, Teo aprovechó un error y puso el 2-0. El domingo próximo, si vence a Quilmes, el equipo de Ramón se consagrará campeón.

IMG_1353Tenía “la” chance. Y la aprovechó cuando estaba jugando mal y no podía quebrar al descendido Argentinos. Pero le sacó jugo a dos errores de los de La Paternal. Festejaron Mercado y Teo Gutiérrez. Gozó todo River, que tiene el título al alcance de la mano. Habrá vuelta olímpica en el Monumental en una semana si le gana a Quilmes. A un paso…

River salió al Maradona sabiendo que tenía un punto arriba a Estudiantes y que Gimnasia había perdido con el Cervecero. Ya con Olimpo había jugado con los resultados puestos y había fallado. Ahora no podía.

Tuvo un buen arranque. Primero con un jugadón entre el Keko y Cavenaghi, Villalva gambeteó a Nereo, se quedó corto en la definición y Barisone la sacó casi sobre la línea de meta. Pero duró apenas un cuarto de hora ese nivel. Argentinos comenzó a presionar, aunque no le hacía ni cosquillas a Barovero.

Lanzini, con un tiro desde desde afuera, sacudió la modorra y al toque Cavenaghi estuvo irresoluto para definir. Igual, River estaba light, no parecía que se estaba jugando una gran parte del campeonato.

En el complemento, al equipo le sobraba un 5 y le faltaban ideas. Encima, un fierrazo desde mitad de cancha de Pisculichi contó con una intervención excelente de Barovero. Antes hubo un penal no cobrado para Argentinos. Pero tantas veces en los últimos tiempos le metieron la mano en la lata al millonario que ahora no vale la pena detenerse en fallos arbitrales.

Lo tuvo Villalva, pero definió incomodo. Fue la última del Keko, quien fue reemplazado por Teo Gutiérrez. También ingresó Ferreyra por Ledesma para reforzar el costado izquierdo porque Borghi había metido al picante Droopy Gómez. No eran los cambios que pedía el partido, aunque River iba a lograr abrir la complicada historia.

Mercado aprovechó un rebote luego de un tiro libre de Lanzini que dio en el palo. Párrafo aparte para el espantoso cálculo de Nereo Fernández. Y al ratito Teo Gutiérrez recibió un regalito y puso el 2-0. Hubo también mérito de Cavenaghi, que con su presión provocó la mala salida de los defensores del Bicho.

Ahora, en el Monumental, donde sacó 24 de 27 puntos, River está a un paso. La vuelta está ahí, no se le puede escapar.

Imágenes: Nicolás Aboaf