“Respeto mucho a Barovero”

Ramón Díaz explicó porqué sale Chichizola y porqué cuida a Balanta y Teo Gutiérrez. Y manda un mensaje: “Cada día tengo más ganas de seguir dirigiendo”.

ramonLa decisión de Ramón Díaz trajo polémica entre los hinchas. Muchos consideran que debió haber bancado el momento de Leandro Chichizola, pero el riojano se decidió por respetarle el lugar a Marcelo Barovero, que dejó el puesto por una lesión. Las opiniones están divididas. El DT asumió un riesgo. ¿No era más fácil dejar al pibe que exponerse a las críticas ante un mal desempeño del que hasta hace poco para miles tenía destino de Selección? En estos casos, lo indicado es darle la derecha al entrenador. Y Ramón dio sus motivos en conferencia de prensa.

“Como técnico es importante respetar a las personas. Acá hay confianza mutua a nivel grupal. Desde que llegamos es lo creamos, lo que entendieron. Sé perfectamente que Chichizola hizo grandes partidos, está en gran nivel, es uno de los mejores arqueros con futuro. A Barovero no lo vi bien la semana pasada, no lo vi al la semana pasada no lo vi al 100 por 100 (sic). No fue una decisión difícil sacar a Chichizola, como tampoco me resultó difícil sacar a Funes Mori después del gol a a Boca. Pero yo respeto mucho a Barovero”. Clarito.

En el mismo orden, dio las razones por las que no jugarán Teo Gutiérrez y Alvarez Balanta con Argentinos: “Teo no está como pretendo. Hizo fútbol, hablamos, pero sabe perfectamente que en estos casos hay que parar. Por eso juega el Keko. ¿Balanta? El mellizo (Funes Mori) está en un gran nivel. Ya jugó bien de lateral, pero ahora de central, que es su puesto, está jugando bien. Tiene, como todos los jugadores, el respaldo nuestro porque él se lo ganó”.

Y puso como ejemplo a Ariel Rojas, ausente en la cancha del Bicho: “Cuando empezó el torneo le pedimos que juegue en tercera para tenerlo en condiciones y lo entendió. Lo mismo pasó con Chichizola. Ellos (los jugadores) aceptan los consejos que les doy y creen en lo que estamos haciendo. Por eso estamos peleando”.

Y si de pelea se trata, el técnico no ve la hora de sumar su octava estrella. Pero lo hace con mucha cautela. “Creo en este grupo y en estos jugadores. Tenemos que conseguir dos triunfos para ganar el campeonato. Ganamos los clásicos y estamos bien encaminados. Hace mucho que acá no se pelea ni se gana un torneo, pero mantenemos la tranquilidad y hay que jugarlo”.

¿Qué la cancha de Argentinos es de dimensiones más chicas? Ramón da la receta para contrarrestar: “Tenemos espacios cortos, pero hay que ser precisos, cortos y contundentes. Estamos en un buen momento, los atacantes están bien. Cavenaghi, el Keko, Lanzini, Carbonero están bien y hay que aprovecharlos”.

Y ni mosqueó por la supuesta presión que significa cerrar la fecha con todos los resultados puestos: “Vamos a ver luego del partido. El calendario está así. Ya nos tocó jugar al final y las presiones están para todos, porque todos quieren ganar. El final del campeonato es emocionante. Mirá España, que está pasando algo similar. Tres equipos competitivos (Atlético Madrid, Barcelona y Real Madrid) no pudieron ganar en la última fecha”.

Y hasta mandó un mensaje. A buen entendedor… “Me encanta hacer lo que hago. Cada día me siento mejor. El torneo largo va descomprimir, no habrá tanta tensión y presión de parte de la prensa, del público, se puede organizar algo a largo plazo. No es justo que si perdés tres partidos no servís para nada. Cada día tengo más ganas de seguir dirigiendo”.