Capitán entre algodones

A Cavenaghi se le inflamó un dedo del pie derecho, pero igual va a poner la cara en La Paternal.

img_5055Ya había sentido el dolor con Lanús y se tuvo que infiltrar. Lo mismo le ocurrió en el Superclásico. Y ahora la molestia reapareció en el dedo gordo del pie derecho. La bursitis lo tiene a maltraer a Fernando Cavenaghi.

Igual, la presencia del goleador no corre peligro el próximo domingo. Hoy trabajó aparte porque se le inflamó la zona nuevamente y entonces prefirió moverse junto al Lobo Ledesma, otro que arrastra una molestia.

Capitán entre algodones.