Cavenaghi: fin de la sequía, golazo y retribución a Ramón

La pelota estaba por pasar la línea y el movimiento fue instantáneo: Fernando Cavenaghi corrió hacia el banco a dedicarle el gol a Ramón Díaz y para agradecerle el apoyo en la semana. El Capitán rompió la sequía justo a tiempo y metió dos tantos, uno de taco.

IMG_9703El penal lo puso mano a mano con su último gran error, ese que se matizó por la victoria ante Atlético Rafaela, pero que lo dejó en el centro de escena. En aquella oportunidad había estrellado la pelota en el travesaño del arco que derfendía Marinelli. Hoy, en el momento indicado, lo venció.

“Era 10 centímetros más abajo”, dijo en aquella oportunidad y hoy lo hizo con decisión. Lo pateó al medio del arco, como para que no queden dudas. Y apenas lo hizo cortó una sequía de 646 minutos que había comenzado tras el gol ante Lanús.

Fue gol y él no dudó: corrió hacia el banco de suplentes para abrazar a quien en la semana había dicho que su felicidad pasaba por verlo en cancha, Ramón Díaz. Un gesto que habla del respaldo recíproco entre técnico y capitán.

En el complemento también hizo mover la otra red. Esperó, pivoteó y se lució con un taco para meter el tercero de River  y su tercero de esta forma en su carrera (contra Independiente y Gimnasia de Jujuy los anteriores). Luego, con todo definido, Ramón le dio descanso y se fue con la ovación de todo el estadio.

Imagen: Nicolás Aboaf