Un grito, una preocupación

Teo Gutiérrez aprovechó un error del arquero de Vélez y metió un gol, pero salió lesionado en la rodilla derecha. Tiene un esguince y le harán estudios, aunque se descartó la rotura.

IMG_7758Teófilo Gutiérrez era la tapa del diario del lunes por su cara de felicidad. Había metido el gol del triunfo luego de una grosería de Sebastián Sosa. Había sido el más vivo de la cuadra para convertir ese desliz del arquero velezano en la punta del campeonato. Pero…

Apenas comenzó el segundo tiempo fue a trabar una pelota sobre el lateral y de pronto se le trabó la rodilla derecha. ¿Le habrá jugado una mala pasada el mal estado del campo de juego?
Lo cierto es que el colombiano pisó, corrió y volvió. Pero lo hizo a media máquina, porque era evidente que la rodilla le había dado un alerta. Y tuvo que salir.

Sin dudas, el susto invadió el Monumental y también a Colombia, que a 55 días para el Mundial prende velas para que llegur Falcao, con rotura de ligamentos cruzados, y ahora está en vilo por su otro ancho bravo en el ataque, Teo.

El de Barranquilla vio el resto del partido sentado en el banco de suplentes con cara de preocupación. El primer diagnóstico dice que presenta un esguince y el lunes le harán estudios para descartar o confirmar que no allá algo más grave. Aunque el doctor Giulietti descartó que exista una rotura. “No creo que tenga inconvenientes para jugar con Olimpo”, agregó.

Gutiérrez se fue a puro agradecimiento: “Quiero dedicarle el gol a mi abuela por su cumpleaños, sus arepas (comida típica colombiana) me hacen más goleador. Tengo fe que todo va a salir bien”.

Imagen: Nicolás Aboaf