Los puntajes vs. Vélez

Una actuación con puntos altos y regularidad en casi todos los jugadores. El más bajo fue Cavenaghi, que hace seis fechas que no convierte. Figuras hubo más de una, pero Pasión Monumental eligió a Carlos Carbonero.

IMG_7320Leandro Chichizola (7): Otra vez con intervenciones claves se ganó un lugar en el podio de las figuras. Agil en las difíciles, inteligente para cortar y decisivo para cerrarlo. Hace que Barovero no se extrañe y eso es demasiado.

Gabriel Mercado (6,5): De entrega total, una bestia incansable. Aportó mucho en ofensiva y a espaldas de Papa. Se asoció con Carbonero para generar peligro. Pero no por eso descuidó la faz defensiva, tapó el lateral y no sufrió con cracks como Zárate o Pratto, los redujo a la nada.

Jonatan Maidana (7): Otra actuación de lujo y van… El central Millonario se desgastó en el choque con los tanques Pratto y Nanni, los dejó sin acción y sacó todo lo que anduvo cerca. Clase y voz de mando.

Eder Alvarez Balanta (6,5): Inteligencia y pragmatismo, esa combinación que lo llevó a ser promesa y que perdió cuando tuvo que afianzarse.

Leonel Vangioni (6,5): No siente el desgaste, va y viene como si la cancha midiera 25 metros. Clave en ofensiva, conteniendo a los medios y acomodando a los rivales.

Carlos Carbonero (7,5): Primero fue duda, después confirmación y hoy está a un paso de la consagración. El colombiano se perfecciona partido a partido, aporta siempre en ofensiva, se cierra a colaborar con la marca y darle inicio a las jugadas en ofensiva, descarga siempre precisa y punzante. El mejor de la noche.

Matías Kranevitter (6): Ubicuidad y sacrificio para la marca, inteligente para la entrega, aunque algo errático en sectores de riesgo. Buen partido.

Ariel Rojas (6,5): Fue su mejor partido sin su ‘padrino’ en la cancha, Ledesma. Buen pressing en la salida rival, aporte en ofensiva e inteligencia para replegarse.

Manuel Lanzini (6): Siempre cinco para el peso. Todo lo bueno que hace se desdibuja sobre el final. A su favor, siempre la pide e intenta desequilibrar. Genera preocupación constante en el rival. Perdió dos goles increíbles.

Teófilo Gutiérrez (7): Un detalle para ponerle más palabras al aporte que ya todos vieron; cuando se torció la rodilla abandonó la cancha en un llanto. Con el Mundial a menos de dos meses, cualquiera se hubiese borrado, pero él entró y dejó la vida para estar hasta donde pudo. Entregó tres puntos y es el goleador del equipo, con Cavenaghi y Carbonero.

Fernando Cavenaghi (5): Poco participativo, más solidario que decisivo. Jugó para los compañeros y eso a River no le sirve. De él se necesita goles y la sequía es un dato alarmante. Lleva seis sin meterla. Metió un tiro en el palo y algunas asistencias, pero se le exige más.

Villalva, Ferreyra y Funes Mori: no califican.

Imagen: Nicolás Aboaf