La chance esperada

Por la lesión de Barovero, Leandro Chichizola volverá a atajar. Mientras, negocia su continuidad, ya que en junio queda libre.

img_6424A Leandro Chichizola se le ha complicado mucho atajar desde que Marcelo Barovero llegó a River, allá por mediados de 2012. Sólo lo hizo en cinco ocasiones en dos temporadas y ahora pega la vuelta debido al desgarro de Trapito. Para el de San Justo, Santa Fe, será una prueba bien exigente. Le tocará defender la valla con Estudiantes, Vélez y Olimpo, y habrá que ver cómo es la recuperación del 1 titular pensando en el duelo con Racing.

Para Chichizola es una chance ansiada en todo este tiempo. En los últimos tiempos estuvo de movida en la eliminación de la Copa Argentina ante Estudiantes de Caseros, en el 1-0 con San Lorenzo por la Copa Sudamericana (Barovero estaba suspendido) y en el Torneo Final 2013 entró por el cordobés cuando se lesionó en el 0-0 con Vélez y fue de entrada en el 1-3 frente a Olimpo. Recién volvió oficialmente el domingo pasado, con Rafaela.

Mientras, negocia su continuidad. El 30 de junio quedaría libre. La renovación por dos años está en veremos, aunque si responde en estas pruebas de fuego tendrá un buen motivo para seguir siendo uno de los arqueros de River. De él depende.

NÚMEROS

Desde su debut oficial, en 2011, Chichizola jugó 32 partidos y recibió 22 goles.