¿Descansa el capitán?

Pensando en Belgrano, Ramón Díaz evalúa parar a Cavenaghi, quien está al límite desde lo físico y arrastra una lesión en un dedo del pie. Pero el goleador avisa: “Quiero jugar siempre”. Si no juega, va Teo de arranque.

Cavenaghi derrotaRiver casi no se permite disfrutar, aunque lo merezca. Ganó el Superclásico y al toque tuvo otra exigencia llamada Newell’s. Sacó los seis puntos, pero ya piensa en Belgrano, otra parada brava en la lucha por el campeonato. Hay jugadores cansados porque la semana “corta” fue desgastante, aunque nadie quiere regalar un centímetro. Y uno de ellos es Fernando Cavenaghi.

Ramón Díaz evalúa llevarlo al banco en Córdoba, aunque el Torito quiere estar. “No quiero descansar nunca, quiero jugar siempre. Dependerá de Ramón. Contra Boca me infiltré. Hoy el dedo no me duele. Quiero estar contra Belgrano”, insistió en TyC Sports.

En lo que va del torneo, el capitán jugó 933 minutos sobre un total de 990 disputados por River. Completó los partidos con Gimnasia, Rosario Central, Godoy Cruz (hizo un gol), Colón (otro grito), Tigre y All Boys. Salió con San Lorenzo, Arsenal (tanto de penal), Lanús (su último festejo), Boca (prácticamente jugó todo el partido, entró Solari en el descuento) y Newell’s.

En la práctica de esta tarde, lógicamente, no hubo indicios de la chance que Teófilo Gutiérrez recupere su lugar en reemplazo del 9 para acompañar a Daniel Villalva en el ataque. El colombiano se limitó a hacer fútbol con los suplentes y la reserva y anotó dos goles. Mientras, los titulares hicieron trabajos regenerativos. Entre el viernes y el sábado Ramón definirá los once para ir a la Docta.

Otro tocado es el Lobo Ledesma, aunque su presente es tan positivo para el equipo que el técnico los quiere a todos afilados. Total, para relajar habrá una semana “larga”, la próxima, cuando River ya piense en Rafaela. Pero esa será otra historia.

Lo urgente se llama Belgrano, el domingo a las 21.30, en un Mario Alberto Kempes que estará a reventar, la gran duda es saber si Cavenaghi jugará de entrada o irá al banco.