Sacó pecho

“Más me presionan, más saco a relucir lo que sé”, dijo el DT, aún agrandado por el triunfo en la Bombonera. Je…

img_2356“Estoy disfrutando el momento, es una alegría que voy a recordar para siempre”.

Ramón Díaz está ante el éxito más importante desde que volvió a River. Su tercer ciclo, tan irregular en juego y resultados, puede tener un quiebre determinante luego de ganarle a Boca en su cancha tras diez años. Así lo entiende el riojano, el DT más campeón de la historia. “Para ganar en la Bombonera hay muchas cosas que tenés que hacer bien. Hubo muchos puntos altos en el equipo. Es cierto que en el primer tiempo tuvimos dificultades por el sector de Mercado, porque sabíamos que Boca te ataca un 70% por izquierda. Luego tratamos de contrarrestarlo”, desmenuza un poco lo que pasó en la ya histórica tarde noche del 30 de marzo.

Sabe también que desde la Ribera aún retumban las quejas por el arbitraje de Pitana, pero Ramón, pícaro, responde: “Fueron jugadas muy rápidas. La de Román no es foul para nosotros”, se refiere al toque previo al tiro libre de Mercado al Burrito Martínez.

Y saca chapa, Ramón. “Más me presionan, más saco a relucir lo que sé. Acá hay que convencer al jugador de cierta manera, siendo protagonistas. Porque con esta camiseta no es fácil jugar. Hay que sacar resultados y hay muchas presiones”, sentencia en América & Closs. Nadie cómo él sabe del valor del triunfo en Brandsen 805 tras diez años. Es un triunfo que puede ser el envión para ir por el campeonato: “Le podemos ganar a cualquier equipo del fútbol argentino. Ganarle a Boca es fundamental”, aporta.

Pero el peso específico del triunfo también tiene que ver con esa mirada de reojo que en algún momento le echaron D’Onofrio y compañía, aunque Ramón no lo considere así: “Nunca me sentí observado con lupa. Por ahí alguno me subestima, pero de a poco los vamos convenciendo. La comisión es nueva y necesitan conocerme. Francescoli, Gancedo y Rivarola ya me conocen, saben cómo trabajo. Si a veces tienen gustos diferentes a los míos, es otra cosa. Obvio que hay cosas para mejorar, pero estando juntos vamos a poder lograr cosas. Si no, va a ser difícil”. Todo un mensaje.

ELOGIO POR DOS
Ramón le tiró flores a uno de los pichones y valoró a uno de sus históricos preferidos: “Seguramente Kranevitter va a ser uno de los grandes 5 que va a tener la Argentina. Juega al lado de uno de sus de los mejores en su puesto”, dijo sin mencionar al Lobo Ledesma, aunque no hacía falta.