“Sólo quería ganarle a Boca”

Extasiado tras el gol del triunfo, Ramiro Funes Mori se sinceró y tiró: “Solo me importaban los tres puntos”. Y se lo dedicó al hijo que está por venir.

IMG_2812El gol más importante de su carrera. El primero (la había metido en el ascenso), en La Boca y para una victoria. ¿Qué más pedir? “Aprovechamos las que tuvimos, la vi ahí arriba, cabeceé y me olvidé de todo el resto”, analizó el Mellizo que quiso mandarle saludos al hermano y confundió: “Un saludo para mi nov… perdón, mi hermano que está en Portugal”.

Sí, porque el impensado héroe fue Ramiro, no Rogelio, uno de los más resistidos de los últimos tiempos, hoy en Benfica. Y pensar que el lateral no iba a jugar, ya que Vangioni recibió dos fechas de suspensión por su roja ante All Boys. Pero jugó y se ganó la tapa del diario. ¿Qué hará ahora Ramón con Newell’s?

También fue la revancha de Ramiro. Porque en 2012, en su primer Superclásico oficial, el defensor se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda y estuvo seis meses. Pavada de desquite tuvo.

Además, el mendocino dijo: “Estamos contentos por el grupo y porque sacamos chapa de candidatos, ahora hay que seguir ahí arriba”, concluyó el defensor que entró por la ventana al Superclásico y se llevó la alegría más grande de todas para dedicarle el gol a su hijo (está de novio con la hermana de Mauro Díaz) que está en camino.

Imagen: Nicolás Aboaf