Se viene el fideicomiso

En la reunión de CD se aprobó un plan para refinanciar y pagar deudas. Esperan recaudar 60 millones de pesos.

img_3529Aún resta el OK de la Asamblea de Representantes de Socios, pero en una nueva reunión de Comisión Directiva se decidió darle aprobación a un fideicomiso que servirá para reestructurar deudas. El plazo de duración será de tres años, en el periodo comprendido entre abril de 2014 y marzo de 2017, de manera que su vencimiento será íntegramente cancelado dentro del actual mandato, sin comprometer a futuras gestiones.

Los dirigentes esperan recaudar 60 millones de pesos por esta iniciativa. Y recalan que el dinero sólo se usará para para ponerse al día con los deudores. ¿Inversiones? Por ahora no, aunque en junio se estima que River tendrá un plantel con varios cambios si se los compara con el actual. Y para esto, lógicamente, se necesita plata.

Según el tesorero, Andrés Ballotta (en la foto con D’Onofrio), para darle curso al fideicomiso fue clave acordar con los bancos vencimientos a corto plazo que tienen altas tasas de interés y así ir pagando el costo operativo del club. Entonces se modificarían esas deudas por el compromiso de cancelar el fideicomiso en tres cuotas, la primera recién dentro de 18 meses, y a tasas inferiores a las que se manejan en el mercado financiero.

¿Qué garantías tendrán los que participen de esta movida? Distintos porcentajes de la venta de jugadores, de lo recaudado por cuotas sociales y de las entradas. River cuenta con la colaboración de los inversores y de la empresa CIMA Investments S.A., que actuará como agente fiduciario.

Quienes quieran participar deberán invertir un monto superior a los 100.000 pesos, que será prestado a River por un plazo de tres años. La devolución se hará en cuotas mensuales, entre el mes 18 y el 36, por lo que el club gozará de un año y medio de gracia. El aporte puede ser en pesos (a tasa Badlar más el 5,25% de interés) o en dólares (a precio oficial, más un interés del 5%)

La minoría también estuvo de acuerdo con este acuerdo, ya que “no implica un incremento en el endeudamiento del club sino que será una manera de refinanciar la deuda de corto plazo con tasas asfixiantes por otra de mediano plazo, con tasas bajas y previsibles. Pienso que esta es una acción favorable para el momento financiero del club, que destinará lo recaudado a cancelar deudas legítimas, principalmente con la AFA, el mayor acreedor que tiene River hoy.”, dijo el vocal Rafael Aragón.