La confesión de Simeone

“Tendría que haber apostado yo a que no saliera último”, confesó el Cholo sobre aquella salida en el Apertura 2008. También reconoció sus errores en el River-San Lorenzo de la Copa Libertadores. 

River Plate v Gimnasia de JujuyFue el último técnico campeón con River, en el Clausura 2008. Hoy es uno de los entrenadores más valorados del fútbol europeo, con su Atlético Madrid que le da pelea a los gigantes Barcelona y Real Madrid. Pero su paso por Núñez, si bien duró un año, aún es motivo de recuerdo. Quizás porque lo vivió intensamente. Quizás porque pasó en pocos meses de la gloria al fracaso, con el primer último puesto en la historia del club.

“Fue malo haberme ido de River faltando poco. Lo hice para no dejarlo último. Tendría que haber apostado yo a que no saliera último”, blanqueó en Olé, recordando aquella racha diabólica con apenas un triunfo (2-0 a Central) en 14 fechas y con la eliminación en cuartos de final de la Sudamericana a manos de las Chivas de Guadalajara.

Simeone fue campeón, pero otra de sus manchas fue aquel partido con San Lorenzo, por los octavos de la Libertadores. Con River 2 a 0 y dos hombres más, el Ciclón llegó al empate y dejó al millonario afuera. “Yo pensé para adelante, ganando 2-0… Pensé: ‘Me faltan 30 minutos, un gol me lo pueden hacer’. Entonces fui a buscar el tercero, con dos hombres de más. El tipo ofensivo dice ‘puta, qué valiente fuiste’. Desde el tipo equilibrado que soy hoy, no lo haría, no lo buscaría poniendo más delanteros si no desde otro lugar”, reconoció un sincero Cholo, que además se refirió al presente de su hijo Giovanni: “Lo sigo a la distancia y está bien, aprendiendo. Hay delanteros importantes como Cavenaghi, Teo, Menseguez, que es un buen chico. Si tiene la chance de sacarles el jugo, le va a servir. Tiene algo importante: es delantero. Y si logra sostener ese lugar con goles, será bueno para él”.