River identificó al agresor de Grimi

El club logró dar con Walter De Marco, la persona que le tiró el maderazo al defensor de Godoy Cruz, que será suspendido provisoriamente como socio. Así se busca bajar la sanción para el partido con San Lorenzo.

img_0200A través de testigos que lo denunciaron vía e-mail, River logró identificar al inadaptado que tiró el pedazo de madera que pegó en la espalda de Leandro Grimi luego del segundo gol de Godoy Cruz en el Monumental el pasado miércoles. Se llama Walter De Marco (número de carnet 2 072 638-0), tiene alrededor de 25 años, vive en Martínez, trabaja en un gimnasio y es integrante da la agrupación Zona Norte, que habitualmente lleva una bandera a la Sívori baja que dice “Zona norte es mía”.

“De Marco entró al estadio a las 20.56, por la puerta G. Reservó esta entrada el 29 de febrero. Hay testigos. La cantidad de socios que nos llamó y lo denunció, es tremendo. Tenemos enorme cantidad de elementos que nos hace sospechar que De Marco fue el autor”, contó Ignacio Villarroel, titular del Departamento Legal y Técnico

Según supo Pasión Monumental, la persona será suspendida provisoriamente como socio y tampoco podrá entrar al Monumental los días de partido, aunque Rodolfo D’Onofrio prometió “echarlo de por vida” del club. “Por culpa de un tarado pagarán 50 mil personas y es injusto”, recalcó el presidente el jueves. El club ya le envió una carta documento a De Marco para que realice su descargo, algo que ocurrió en la tarde del viernes, cuando el joven se presentó junto a un abogado.

¿Por qué no lo expulsa de inmediato? El artículo 14 del estatuto establece que se puede expulsar a un socio por “ocasionar perjuicios al club u observar conducta notoriamente perjudicial a los intereses sociales”. Entonces, la expulsión será resuelta previo sumario a través de la Comisión Directiva y de ahí debe pasar por Asamblea.

Ahora, con este hallazgo, River busca que la sanción del Comité de Seguridad no sea la clausura total del Monumental, si no de al menos la platea Sívori media y baja, que es desde donde partió el “maderazo”.

Recién el lunes se hará oficial la pena, aunque trascendió que el ministro de Seguridad Sergio Berni habría dado la orden desde Estados Unidos que se cierre todo el estadio para el partido ante San Lorenzo, el domingo 2 de marzo. Desde Núñez harán fuerza y moverán contactos para que la sanción sea lo más leve posible.

El fallo tiene mucho olor político. Y la política, se sabe, es el arte de lo posible…