Identidad

Con la igualdad ante Central como panorama alentador, Hernán Castillo analiza el futuro de River en Pasión Monumental.

Abrazo Festejo River Central

Desde hace rato se pide identidad. Se quiere que River juegue de una forma. Que se sepa qué se busca en el concepto de juego. Yo algo voy viendo. Y de Rosario no me fui disconforme. No me volvió loco el empate, pero no lo miro tan mal porque seguramente en el final del torneo, cuando se termine mirando a todos de arriba, el paso de Central por su estadio lo dejará sumando la mayoría de los puntos allí disputados.

Conceptualmente River sabe qué quiere. Y en estos dos partidos, como en el verano, fue el que tomó el control del juego en la mayor parte de los encuentros que jugó. Busca ser protagonista. Quiere la pelota. Y es vertical. Yo quería eso. Y en eso se está.

No es un equipo perfecto ni mucho menos. Y ante Central, en un partido muuuuy caliente, por momentos perdió el control del juego. Pero no me pareció que esa pérdida del control lo tomara mal parado. Y solo en una mala decisión de insistir en salir jugando, Central le creo peligro verdadero (igual Castillejos estaba en off side cuando definió y tapó Barovero). Por eso hablo de cambios. Porque el semestre pasado Marcelo Barovero fue figura en al menos en la mitad de los partidos de River y ahora ni ante Gimnasia ni ante Central lo fue.

River ayer fue por momentos impreciso. Ponzio no anduvo bien (él y Vangioni juegan partidos especiales ante Central y se les nota, lo digan o no), Lanzini fue esporádico, Teo también, y Cavenaghi preocupó más por portación de apellido que por el juego de ayer. Eso, más Vangioni y Teo repartiendo su tiempo en marcar y jugar, hicieron que River no siempre tuviera el mando de lo que pasaba en Arroyito. Con todo eso, con el peso especifico de sus individualidades cuando aparecían y el mecanismo a la hora de armar algunas jugadas, River fue mínimamente más que Central en un partido parejo, que quede claro.

Hoy, pensar en Godoy Cruz y Colón es pensar en dos triunfos. Si o sí. En River lo saben todos. Y si se logra esto, se valorará el punto en Rosario. Ni una duda tengo.