Ilusión que mueve multitudes

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) Con una multitud de personas como mareas de buen ánimo, River arribó a Rosario y ya espera el choque ante Central.

Recibimiento colectivo viaje

Pasadas las 21, el colectivo que trasladó a los jugadores desde Capital Federal puso la primera rueda en el hotel Ross Tower. Casi media hora tuvo que pasar hasta que el último integrante de la delegación entró a la recepción. Es que más de 1000 personas dijeron presentes para cambiar el rótulo de “recibimiento” a “fiesta popular”.

Desde el minuto cero, los cánticos fueron ensordecedores. Ramón Díaz, Fernando Cavenaghi y Marcelo Barovero, en ese orden, recibieron el saludo generoso de un público enceguecido por las luces de los flashes y de sus ídolos.

Luego, uno a uno bajaron desde el colectivo y pararon para saludar y llenarse de la buena onda que emanaba la hinchada. Leonardo Ponzio, uno de los más vitoreados e identificado con Newell’s, paró a sacarse fotos con los allí presentes. Además, firmó autógrafos.

Adentro del hotel, los jugadores fueron recibidos por Rodolfo D’Onofrio, Matías Patanian y Andrés Ballota. A pesar del desmán del comienzo, y el agolpamiento de hinchas, el clima fue por demás jocoso y alegre.

El plantel quedó concentrado y el domingo cerca de las 15.30 irá al estadio para hacer la entrada en calor y prepararse para un choque clave para continuar con la confianza.

Imágenes: Nicolás Aboaf