Carbonero se entrenó con normalidad

De a poco, el colombiano superó una sinovitis en la rodilla izquierda e hizo fútbol en espacios reducidos. ¿Juega en Rosario?

img_9253Va queriendo. Tras perderse el debut con Gimnasia por una sinovitis en la rodilla izquierda, Carlos Carbonero se entrenó con normalidad en el predio de Ezeiza. El colombiano ayer había recibido el alta médica y desde el club se encargaron de desmentir que tengo que pasar por el quirófano en el corto plazo por la molestia que lo aqueja. Igualmente, la semana pasada el doctor Rafael Giulietti había dicho que “quizás en algún momento se tenga que operar”, aunque no precisó cuándo. Hoy, el volante hizo fútbol en espacios reducidos y tiene chances de jugar en Rosario ante Central.

Todo dependerá de la evolución en los próximos entrenamientos y si vuelve a sentir dolores en la zona. Ramón Díaz tiene previsto probar con el equipo en la práctica del jueves. Si Carbonero no está OK, Augusto Solari seguiría de entrada. De lo contrario, el DT pondrá a los once que tenía en mente ante el Lobo.

El que ya está recuperado es Germán Pezzella, quien tenía un severo golpe en la rodilla derecha. El defensor podría ir al banco en el Gigante de Arroyito.

Lo más destacado del entrenamiento matutino, al margen de la cuestión Carbonero, es que se trabajó en definición. Cavenaghi, Teo Gutiérrez, Lanzini, Menseguez, Fabbro, Villalva, Simeone y Andrada sometieron a los arqueros. Lógicamente, el Torito fue el más certero de todos. Ramón no quiere que vuelva a suceder lo del domingo: que no erren goles.