“Venía soñando con este gol”

Teófilo Gutiérrez cumplió su anhelo desde que miraba los Superclásico por televisión: metió el tanto del triunfo ante Boca.

TEOSe le dio. Por fin. Lo esperaba. Era lo que imaginaba desde pibe, cuando en su Barranquilla natal miraba los Superclásicos por televisión y miraba los goles de otro colombiano, Juan Pablo Angel. “Esto lo venía soñando”, dice Teófilo Gutiérrez, el que llevó todos los flashes por haber convertido el gol que definió el River-Boca.

“Es una noche para nunca olvidar”, amplía el cafetero, feliz como pocas veces se lo vio desde que llegó al club. Y, claro, apenas había metido dos goles (contra Colón y Liga de Loja) desde su arriba y las dudas estaban arriba de la mesa. De a poco, Teo quiere consolidarse como el gran delantero que es, con recursos, técnica, inteligencia y gol, como ese que concretó ante las narices de Orion luego de una buena asistencia de Carbonero.

Más allá del festejo, el colombiano dio que hablar por un gesto que le hizo a la tribuna de Boca luego de su gol. Estuvo de más independientemente de los agravios del público. Y más cuando desde los presidentes se quiere bajar una línea de buena convivencia. Pero Teo parece inmanejable. Así es su personalidad.

Cuando apoye la cabeza en la almohada, más tranquilo, Gutiérrez sentirá el relax de haber cumplido uno de sus sueños.