Ahora, el turno de los suplentes

Pasada la euforia por el triunfo ante Boca, Ramón Díaz pondrá un equipo alternativo frente a San Lorenzo. Jugaría Cavenaghi.

entrenamiento¿Ramón Díaz encontró los once? No. Pero con Boca encontró las respuestas que no había conseguido en Mar del Plata tras el híbrido 1-1. El 2-0 contundente de Córdoba le arrojó buenas sensaciones al entrenador. Si se hace un repaso de atrás hacia adelante, en todas las líneas hubo puntos altos. Barovero otra vez atajó todo lo que le tiraron. Balanta fue el líder del fondo. Se complementó el doble pivote Ponzio-Kranevitter. Carbonero y Vangioni hicieron un despliegue enorme. Lanzini, aunque no jugó de enganche, sí se enganchó con el juego. Teo Gutiérrez se destacó jugando a un toque. Menseguez corrió y la metió. Y eso que no jugó Cavenaghi, una fija en el equipo.

Sin embargo, la historia de River en el verano continúa en Salta. El martes, a las 22, los de Ramón jugarán en Salta ante San Lorenzo, un amistoso que le reportará 1.200.000 pesos a las sufridas arcas millonarias. Y parece que el Pelado apostará a los suplentes, a darle rodaje a aquellos que jugaron poco en lo que va del año. Los titulares, en principio, estarán el sábado en el tercer Superclásico, en Mendoza. Aunque el Torito podría sumarse ya que no jugó con Boca y Ramón le daría minutos.

River gozó del domingo libre tras el triunfo en la Docta, pero el lunes volverá al trabajo y volará el martes hacia el Norte del país. El riojano definirá mañana quiénes serán los viajantes, aunque se estiman muchas variantes. Pezzella y Funes Mori podrían estar en la defensa. Ledesma, Rojas, Ferreyra y Fabbro tendrían una nueva oportunidad. Lo mismo correría para el Keko Villalva y Simeone.

Hay que cuidar y regular las fuerzas. Lo importante, como dijo Ramón, viene más adelante.