“Ahora el hincha no va a ser tan paciente”

El Burrito Ortega no le esquivó al bulto: opinó del presente del equipo de Ramón y le mandó un mensaje al plantel. Además habló de su cargo en la reserva y blanqueó su sueño: “Quiero dirigir a River”.

ortega“Estoy aprendiendo de Zapata, de Laraigneé, de Docab, estoy colaborando en todo lo que se puede y sumando experiencia. Esto me gusta. Estar adentro de una cancha con jugadores es buenísimo. Se extraña jugar, pero está bueno estar con los pibes, hablar sobre todo con los delanteros”. Es Ariel Ortega el que habla. Lo hace con El Superclásico, por Radio 9. Luce motivado con su cargo de coordinador de la reserva. Pero el último ídolo es palabra autorizada para opinar del presente de River.

“El equipo tiene que mejorar muchas cosas. Necesita de la rebeldía de los jugadores. Hay que arriesgar, gambetear. Si seguís haciendo es lo mismo es difícil que te vaya bien. Prefiero que la pierdan 10 mil veces por ir al frente y no por tirarla para atrás todo el tiempo. El fútbol es aburrido así”, dice. Y es claro.

El mensaje va para todos, pero cuando le pregunta por Teo Gutiérrez no tiene drama en decir que “la gente espera mucho de él por lo que vio en Racing y en la selección colombiana. Ojalá se ponga el equipo al hombro y demuestre”.

Y sigue: “tengo la imagen del torneo pasado, lo más importante viene ahora. River tiene que empezar a ganar y jugar bien. El hincha no va a ser tan paciente. Jugar en river es muy simple”. Más claro, imposible…

Sobre sus primeros días al lado de los jóvenes, el Burrito recalcó que “no me doy cuenta lo que genero en los pibes. Eso me llena de satisfacción. Quiero que cada uno haga su carrera. River necesita de los pibes de sus inferiores. Son el presente y el futuro”, baja el mensaje. Y no se ruboriza al blanquear que a los chicos “les tengo envidia sana, el día que llegué se los dije, porque me acordaba cuando yo era un pibe. Y les dije ‘salgan campeón y se van a dar cuenta lo que significa’. La reserva es una edad que me gusta, porque ya son pibes con conceptos y los podés cagar a pedos, je”.

Ortega quiere recuperar el estilo River. ¿Qué quiere decir? “Un pibe tiene que jugar bien, tener hambre, querer jugar en primera. Decir ‘voy a jugar’ e imponerse. Y hay que aprender, escuchar a los más grandes”.

Se nota el amor que tiene el jujeño por los colores. Por eso pidió trabajar ad honorem. “A mí esto me nace de corazón, no es chamuyo decir lo que siento por River. Yo acá quiero estar toda la vida. River es mi casa, mi pibe juega en inferiores, el club es parte de mi vida. Que me hayan dado la posibilidad es una alegría inmensa”.

Y en el final blanqueó su sueño: “Me queda un año para terminar el curso de técnico. Porque este es el principio de mi carrera. Enfrentar a un grupo de jugadores no es fácil. Y obvio que más adelante quiero dirigir a River”.