Los puntajes del River-Boca

El equipo de Ramón Díaz no pudo con el de Bianchi y dejó una imagen magra, en la que la pretemporada y el esfuerzo físico que ella obliga fueron determinantes. En ese contexto, con poco, Vangioni fue el mejor.

Equipo vs Boca Mar del plata

Marcelo Barovero (5): Se confió en el gol de Boca, más allá de la perfecta ejecución de Sánchez Miño, y después cerró una actuación decorosa. Salvó una clara de Gago que podía haber sido derrota.

Gabriel Mercado (5): Bien en la marca aunque no pudo desnivelar en ataque, zona que ocupa asiduamente. Regular, sin altos ni bajos.

Jonatan Maidana (6): Impecable en la última línea, firme como libero y determinante en el resultado. Maidana le marcó de nuevo a su ex equipo y lo gritó con alma y vida.

Ramiro Funes Mori (4,5): Dubitativo. Se entiende por qué es suplente. La pelota, cuando pasó por sus pies, besó el cielo siempre. De hecho, casi le convierten de carambola tras un rebote en Gago.

Carlos Carbonero (4): Nunca es alternativa viable de ataque. Atrasa cada jugada de riesgo para River. Cuando tiene lugar para correr, frena la jugada. Cuando tiene que pasarla, la cede a un rival. Otro partido malo del jugador que no se siente en deuda

Leonardo Ponzio (5,5): Correcto en la marca, aportó mucho de cara al arco rival y tomó de nuevo el reloj del equipo para colocar los tiempos con pelota y sin ella. Bien.

Cristian Ledesma (5,5): Complemento perfecto para Ponzio. Muy solvente con la pelota al pie, destacado en el pase corto. Cuando corría la segunda etapa se fundió por el desgaste y el despliegue realizado.

Leonel Vangioni (6.5): El mejor de River en su rol de doble agente. Siempre aportó en ataque y balanceó el equipo por la izquierda. A pesar de estar en pretemporada, se corrió todo, hizo toda la banda. Fue determinante en el primer gol. Se fue en el segundo tiempo por un dolor en la rodilla.

Manuel Lanzini (4,5): No toma decisiones que cambien la variable. Tuvo una sola en todo el partido y desapareció, antes y después de esa jugada no inclinó la variable.

Teófilo Gutiérrez (5): Pocas intervenciones -por eso la calificación- de mucho peso. Cada vez que la tocó hizo las cosas bien. Lamentablemente, no se asoció demasiado.

Fernando Cavenaghi (5): Al igual que su compañero de ataque, pocas intervenciones con mucha importancia. Desde los mano a mano hasta la expulsión del final -100% por las revoluciones de un partido así-.

Matías Kranevitter (5): Entró para suplir el cansancio de Ladesma y cumplió. Arrancó con impresiciones pero terminó con toque corto y preciso.

Osmar Ferreyra y Daniel Villalva (-): Jugaron menos de 15 minutos, no califican.

Imagen: Nicolás Aboaf

(Enviado especial a Mar del Plata)