“El clásico es importante, pero más aún es el Torneo”

Se viene el primer River-Boca del año, todos tienen la mira puesta ahí, en Mar del Plata, pero el DT mira más allá. 

Ramon
Demasiado perdió River por mirar a corto plazo. En un nuevo período, tanto propio como dirigencial e institucional, Ramón Díaz prefirió subir la vara y puso prioridades. “Si bien los partidos preparatorios son importantes, lo que cuenta es quién sale campeón en el Torneo local y nosotros apuntamos a eso”, remarcó.

Además, en su primer contacto con la prensa en Tandil, el riojano aseguró: “Cavenaghi va a ser el capitán del equipo”. En referencia a Teo Gutiérrez, su compañero de fórmula de ataque, confió: “Lo veo trabajando a pleno, está muy metido y eso es lo importante. El Mundial es un aliciente, sabe que si funciona va a estar en Brasil, lo mismo le puede pasar a Balanta. Pero hoy está jugando en River y tiene que asumir la responsabilidad de jugar en semejante club, primero está eso”.

Por eso, fue cauto con respecto a la situación de Eder Alvarez Balanta. “Vamos a poner lo mejor que tengamos y a los que mejor están en este momento pero vamos a esperar a Alvarez Balanta hasta último momento. El equipo está definido”.

Con la duda planteada por el defensor colombiano, River formará con: Barovero; Mercado, Maidana, Balanta/Funes Mori; Carbonero, Ledesma, Ponzio, Vangioni; Lanzini; Teo y Cavenaghi.

En cuanto a los pibes que hizo debutar en esta pretemporada y el futuro cercano en cuanto al plantel profesional, analizó: “Tenemos jóvenes con un gran futuro. Son lo más importante que tiene el club y no me importa la edad sin cómo funcionan adentro de la cancha. Sabemos a lo que apuntamos en el armado del equipo. Va a haber exigencia para todos los jugadores, pero estamos muy conformes. El año pasado Teo llegó en la cuarta fecha, muchos jugadores no hicieron preparación. Ahora tenemos el plantel definido”.

Y dejó un mensaje claro para la dirigencia saliente tanto como para la entrante. “Estoy contento con el trabajo que estamos realizando, hoy me tengo que ocupar sólo de armar el equipo y hacer que funcione, no otras cosas que debía hacer antes y que yo no quería. Por ejemplo, las contrataciones. En ese aspecto, ya hablé con Rodolfo (D’Onofrio) y no se habló de que alguien se vaya a ir. Vamos a mantener el equipo”, cerró un Ramón de perfil bajo y sin chicanas a Boca.