Simeone arrancó con un grito

El Cholito entró y en la primera pelota que tocó la metió en el arco de Estudiantes. Buen arranque para un pibe que tiene mucha competencia arriba.

simeoneSu padre, Diego Pablo, se quedó con las ganas de festejar un gol en la fría noche de Madrid, en el 0 a 0 ante Barcelona. El Cholo grande se quedó con el grito atragantado, pero en la madrugada española tuvo su revancha. No hubo un tanto de su Aleti que lo hiciera gozar, sino el toque a la red de su hijo, Giovanni.

Porque el Cholito entró y, con el partido 0-1, empujó al gol una buena asistencia del Keko Villalva. Gio tiró un beso y se abrazó con sus compañeros. Buen comienzo de año para un joven con mucho futuro y que tendrá mucha competencia arriba.

Ramón buscó efectividad arriba con Villalva y Andrada, aunque ninguno de los dos son referentes de área como Simeone. Y, además, en el plantel están Cavenaghi, Teo Gutiérrez, Driussi, Menseguez, Kaprof, Pugh y está el interrogante de Mora, con chances de irse. Así, el Cholito la tendrá que pelear para jugar, aunque sumará muchos puntos si sigue derecho con el gol.

Imagen: Nicolás Aboaf

(Enviado especial a Mar del Plata)