“El plantel es de nivel”

Antes de viajar a Tandil para charlar con los jugadores por las deudas, Rodolfo D’Onofrio paró la pelota, pidió calma por el segundo refuerzo y le tiró confianza a los que están. Además, se refirió a la situación de Mora y se mostró sorprendido por el descalabro que dejó la gestión de Passarella.

donofrioEl viernes, Rodolfo D’Onofrio, acompañado por Francescoli, Gancedo y sus pares Matias Patanian y Andrés Ballotta, llegará a Tandil. Su misión en la pretemporada será conversar con algunos jugadores sobre las deudas que existen en cuanto a las primas anuales, que contabilizando a todos los jugadores ronda los 57 millones. Eso es parte de la herencia recibida de la gestión de Daniel Passarella, que aún le causa alguna sorpresa al presidente: “No puedo creer que hayan emitido cheques sin fondo. Cuando uno firma un cheque tiene obligación de pagarlo. Y si no lo vas a hacer, no lo firmés. En enero debemos cubrir 80 millones de pesos. ¿Cómo lo haremos? Refinanciando algunas cosas y buscando a través de los sponsors que se concreten algunos ingresos por cobrar”, dijo en Estudio Fútbol, por TyC Sports.

Independientemente de lo económico, D’Onofrio respaldó al plantel que dirige Ramón Díaz: “Es de nivel”. Y en ese orden precisó que “no tenemos pedido oficial por el segundo refuerzo”. River sólo movió fichas por Ignacio Scocco, tasado en 5 millones de dólares por el Inter de Brasil. Una cifra inalcanzable para las arcas millonarias, que dependen de un grupo empresario o un sponsor para poder comprar al ex Newell’s. Otra alternativa sería la venta de un jugador. ¿Lanzini? D’Onofrio no reconoció que la oferta del Rubin Kazan esté por darse de forma oficial.

Sobre el futuro de Mora, en conflicto con el cuerpo técnico, el presidente dijo: “Nosotros queremos que se quede, pero si el técnico o el jugador no lo quieren, veremos propuestas”. El uruguayo recibió sondeos de San Lorenzo y del fútbol mexicano, pero aún está en Tandil entrenándose junto a sus compañeros. Habrá que ver hasta cuándo…