Una pretemporada con buena onda

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) En el tercer día en Tandil, los jugadores respondieron a la fuerte exigencia con mucho humor, bromas y cariño hacia la gente. Y hasta Ramón Díaz hizo jueguitos.

img_2360Dicen que las pretemporadas son duras. Que los jugadores sufren por la distancia con sus seres queridos. Que los profes los hacen sufrir corriendo y corriendo. Entonces, los futbolistas buscan ponerle buena onda al asunto. Y algo así pasa en el plantel de River.

Porque en el tercer día en Tandil, la tropa de Ramón tuvo un primer turno de trabajo mezclado con risas y gran clima. Luego de pasar por las pesas, la cinta y la bicicleta del gimnasio del hotel Elegance, todos se movieron hasta el Club del Golf del Valle de Tandil, al pie del lugar donde se concentra el Racing de Mostaza Merlo.

Y allí, tras hacerle caso a los profes Jorge Pidal y Carlos Bustamante, llegó el momento de los ejercicios con pelota. Hasta Ramón Díaz se prendió haciendo jueguitos con la zurda y la cabeza. El DT fue la gran atracción.

Rodeados de curiosos golfistas amateurs, el lugar se descontroló un poco cuando varios futbolistas se subieron a los carritos que los llevaron hasta las combis para volver a la concentración. Y como todas las mañanas, muchos hinchas fueron compensados con una foto, un autógrafo o simplemente un saludo.

Imagen: Nicolás Aboaf

(Enviado especial a Tandil)