La revancha de Alonso

El Beto tuvo su desquite en las urnas. Nunca había podido ganar una elección y esta vez pesó fuerte apoyando en el contundente triunfo de D´Onofrio. “Voy a estar en el área de fútbol”, adelantó. 

alonsoEn 1997, el Beto Alonso se presentó como candidato a presidente. Logró más de 1.000 votos, una cifra nada despreciable. Eran épocas en las cuales votaban menos de 10 mil socios, lejos se estaba de los números actuales, con cifras récords. Pero uno de los máximos ídolos de la historia terminó segundo contra un oficialismo, representado en la figura de Dávicce, que parecía invencible, con un equipo que estaba a punto de ganar el tricampeonato y la Supercopa.

Cuatro años más tarde, el Beto fue candidato a vicepresidente en la lista de Hugo Santilli. Aguilar dio el batacazo y el 10 se quedó otra vez con las ganas. Lo mismo le ocurrió en 2009, cuando apoyó a Rodolfo D´Onofrio. Pero ahora los dos se tomaron revancha.

Alonso estuvo todo el domingo repartiendo besos y abrazos, sacándose fotos, bien cerca de la gente. Quizás en los indecisos influyó su figura para terminar de conquistar un voto.

El día después, el Beto habló con Pasión Monumental radio, por AM 990. “Quiero agradecer a los socios, fue una elección ejemplar. Ahora voy a poder entrar al club (una tarde no lo dejaron ingresar por orden de Passarella). De ahora en más hay que ponerse a trabajar y pensar en un mejor futuro”, dijo.

¿Qué haría Alonso en esta conducción? “Seguramente esté en el área de fútbol. Le voy a hacer entender a los chicos de inferiores y jugadores que vienen de otros clubes lo que es River, la casa blanca. Igual, Rodolfo sabe que puede contar conmigo para cualquier cosa que el club necesite”.

Además, se refirió a la reunión que el presidente tendrá con Ramón Díaz. “No me gustaría que una persona que le dio tanto al club, se vaya perdedor”, fue categórico.