El voto de la socia número 1

Irene Cingolani es la vitalicia más grande y, a los 95 años, fue a votar.

IMG_2500“Voto desde 1922, nene”, dice Irene Cingolani, la socia más antigua de River. La más grande del más grande.

Irene tiene 95 años y luce su carnet magnético. No tiene el librito de los históricos, aunque lo tiene atesorado en su casa.

Llegó en una camioneta y a pesar de sus problemas para caminar (anda en silla de ruedas), la ayudaron a llegar a la urna.

No le importó el calor. Ella, coqueta, fue hasta la hoguera del gimnasio cubierto. Pasó por la mesa de vitalicios. ¿A quién votó? “Al ganador”, se rió, simpática, Irene.

Imagen: Nicolás Aboaf