“Si me presentaba, ganaba las elecciones”

Audaz y desafiante, Passarella explicó por qué no fue por la reelección y le pegó duro a Grondona: “Nos fuimos a la B porque mi pelea con él nos perjudicó”.

passarella“Yo hablo poco, pero cuando hablo digo cosas interesantes”.

Luego de su exposición, Passarella aceptó responder preguntas y dio una conferencia de prensa ante algunos periodistas que fueron elegidos a dedo por el presidente y algunos allegados. Y, sí, dijo cosas interesantes. Que tuvieron rebote y pegaron duro.

Arrancó quejándose por la herencia recibida: “Perdimos muchísima plata, dimos un balance negativo. El equipo se fue a la B, pero el club ya estaba en la B”, pegó como en su llegada, cuando dijo que River estaba en coma 4.

Defendió a muerte su gestión: “No vendimos jugadores, la gente no quería que lo hiciéramos. Podríamos haber vendido. No me interesaba dar un balance positivo porque tenemos jugadores que valen entre 10 y 12 millones de euros. La próxima gestión va a encontrar un plantel que está al día. A los jugadores les dijeron de Agremiados que no agarren cheques de River. ¿Para qué me sirve vender a Balanta y Vangioni en 50 millones si perdemos en lo futbolístico? El campeonato económico está claro que fue superado. Los clubes modelos están en caída (no quiero dar nombres)”.

Luego habló de su controvertida relación con la prensa: “He tenido muchas disidencias con el periodismo, pero son ideas y hay que aceptarlas. Vos podés ser de una manera y yo de otras. Hay prensa que tiene objetividad y a la mayoría de los que están acá los convocamos por eso, aún cuando nos pegaron. No tuvimos un buen manejo de la prensa, es un déficit que hemos tenido. Y les pido disculpas”.

Según el Gran Capitán, “River ha sido el gobierno más democrático de la historia, a pesar que a mí me dicen Kaiser. Jamás he prohibido a alguien que entre a las reuniones de CD, a las asambleas… y ustedes saben las bataholas que hay. Pero nunca llamé a sacar a nadie. Tampoco lo hice con los jefes de redacción”.

Hasta que metió el primer bombazo: “Si me presentaba, sé que ganaba la elección. River no es sólo fútbol. La gente aún tiene dudas sobre a quién va a votar. Lo notás en la calle. Te preguntan ‘a quién votamos, Daniel’. ¿Y entonces por qué no fue por la reelección? “Cuando preguntabas la gente prefería que el club estuviera bien a que River salga campeón. La familia pesó mucho, pero hoy mi figura está perjudicando a River, que ha sido terriblemente perjudicado. Eligieron el camino equivocado por castigar a un rebelde que dijo que las cosas se tenían que ser diferentes. El tiempo dirá quién tiene razón. Castigaron a 17 millones de hinchas. Y nos mandaron a la B”. Sólo, sin que nadie se lo preguntara, se metió de lleno en otro campo minado de bombas.

Pum, pum, pum… Passarella contó los pormenores (que se sabían aunque nunca blanqueados por él públicamente) de su pelea con Grondona. “El sábado antes del Superclásico lo llamé por el tema del árbitro y me dijo que Baldassi tenía apendicitis y no podía dirigir. Le pregunto ‘¿Quién es el cuarto árbitro?’. ‘Maglio’ me dice. Entonces le respondo: ‘Que dirija él’. ‘Ni en motoneta puede. Bajo mi responsabilidad y la de Lamolina (por entonces presidente del Colegio de Arbitros) va a dirigir Loustau’, me respondió. Y Maglio aún dirige y lo hace muy bien. Ustedes vieron el partido. Cuando vuelvo a mi casa, lo llamo a Grondona. Le dije que todo fue una vergüenza, no nos cobraron entre 4 y 5 penales que además eran expulsiones en algunos casos. Estoy mal porque me dijo ‘tenés que comprar un arquero’. Y no me pareció justo, por eso me calenté y fui a la AFA a decirle que tenía que irse. Después de pedirle la renuncia a Grondona, ni Guardiola y Mourinho juntos salvaban a River del descenso. Y ahora el fútbol argentino es un desastre. No hago esto con ningún tinte político porque me estoy yendo, no sé si un día volveré. Me quiero ir a mi casa tranquilo”.

Y siguió: “En esa reunión a muchos me dijeron ‘vos hace un año que venís a la AFA’. La verdad es que a un montón no los conocía. Si el primero que conoció la AFA fui yo, en el 74 con Menotti. A River lo perjudicaron por una pelea personal. Me volvería a pelear con Grondona porque yo peleo y seguiré peleando por el bien del fútbol argentino. Después de pelearme era el ídolo de la gente de River. Me decían que el único presidente con huevo. No tengo pruebas para decir que fue orquestado. Con el puntaje hizo River nos tendríamos que haber salvado. Nunca quise ser presidente de AFA, pero por eso quizás me serrucharon”.

¿Lo trajo a Ramón por conveniencia? “Tengo una relación excelente con él, estuvimos peleados y no sé porqué. Le traje todos los refuerzos que me pidió. Toda la gente me pedía que traiga a Ramón y hoy hay mala memoria. Si asumiría como presidente ahora, ¿yo echaría al técnico más campeón de la historia de River? Se merece seguir. Y no porque toda la gente esté en contra de él”.

“Yo me jugué la vida por River. Voy a estar a disposición del que gane las elecciones. Ojalá que no necesiten nada de mí, pero me necesitan estoy”. ¿Alguien lo llamará? “Quiero una elección limpia, que sea rápida, que no se termine a las 4 de la mañana como cuando gané yo. No hay favoritismos. Voy a denunciar todo lo malo que sucede, porque la Junta Electoral es gente mía. El presidente es Turnes, así que nosotros estaremos con el que gane si es que me necesita”.

Confirmó que irá a votar el próximo domingo y provocó alguna risa cuando sentenció que bajo su mandato se había logrado un título: “Fuimos campeones”, tiró y le replicaron que había sido en la B. “Y sí, fuimos campeones”, remarcó sobre aquel primer puesto del equipo de Almeyda en el Nacional.

¿Cómo seguirá la vida de Passarella? “El 19 me voy a pescar, están lindos los dorados. No me arrepiento de haber sido presidente. Sé que hay mucha gente que me quiere”.