Sin operativo clamor

Ramón Díaz quería palpar el humor de la tribuna y si bien hubo más silbidos que aplausos, el DT no tuvo un respaldo unánime.

Ramón Díaz

No hubo operativo clamor. No existió el “oí, oí, oí, oí, es el equipo de Ramón” de otras épocas. La imagen de Díaz está deteriorada. Y si bien hubo más aplausos que silbidos cuando la voz del estadio anunció el nombre del técnico más campeón de la historia del club, las tribunas no explotaron en un apoyo unánime.

No es que la gente se haya olvidado de lo que representa Ramón, pero el andar de su River en los últimos meses determinó que el amor sólo corresponde a miles de fieles, aunque estos no son la mayoría.

De movida, en la noche del Monumental, la gente se ocupó más de Migliore que de Ramón. Claro, el arquero tuvo unas desafortunadas en su cuenta de Twitter.

El resto se dedicó a cantar por los colores y hasta pararon el partido por temas xenófobos. Es que el partido no daba para mucho.

SILENZIO STAMPA

Como ocurrió muchas veces cuando River jugó en el último turno del domingo, Ramón se fue sin hablar con la prensa. Lo haría el martes a la tarde, en el Monumental, cuando el plantel regrese al trabajo pensando en Quilmes.

Imagen: Nicolás Aboaf