Se quedó Cholito

Gio Simeone fue el 9 en Avellaneda. Poco acompañado, solo tuvo una chance de gol. Su padre lo miró por Internet.

IMG_9183Diego Simeone habrá tenido sensaciones diferentes tras el clásico. Por un lado, la alegría porque ganó el equipo del que es fanático desde que nació. Por otra parte, deseaba que su hijo se destacara ante Racing. Desde Rusia, donde el Atlético Madrid jugará el martes contra el Zenit por la Champions League, el DT miró el partido por Internet a través de su Ipad. Triunfó su amor, perdió el pibe, al que lo dejaron Cholito.

Porque Gio estuvo poco acompañado en la tibia noche de River en Avellaneda. Sólo contó con una chance de gol, pero su tiro mordido fue controlado por Saja.

Ramón lo reemplazó por Andrada a los 10 minutos del segundo tiempo.

Imagen: Nicolás Aboaf