“Los vi disconformes, quizás demasiado”

La derrota (una más), la eliminación de la Sudamericana, la Copa Libertadores y el semestre no justificaron el enojo del hincha en la opinión de Ramón Díaz, quien se mostró molesto por la reacción popular. El DT se hizo  cargo de la caída. 

Ramón DíazSi bien destacó que quedaron en deuda “con el hincha, la dirigencia, con Daniel (Passarella) y con todos”, el entrenador de River remarcó: “A la gente la vi disconforme. Demasiado para mi gusto. Igual les agradezco el apoyo. Pero el fútbol tiene estas cosas. También revancha. Yo estoy acostumbrado a esto. De esas frustraciones se pueden dar cosas importantes. Hay que pensar bien a futuro. Que la gente se quede tranquila”.

Además, agregó: “Me siento orgulloso de estos jugadores. Entregaron todo. Los vi golpeados. Han dado todo. Cuando uno planifica y trabaja de la manera en la que hacemos, nos quedamos tranquilos. Intentamos dar todo. Entregaron su capacidad y honestidad. Llegar a esta instancia fue gracias a ellos. Me quedo tranquilo. Dieron todo para clasificar. En el fútbol puede pasar que otros jueguen mejor. El fútbol argentino es difícil a nivel local. También a nivel internacional”.

En cuanto al desarrollo del juego, analizó: “Fue un partido raro. Dos ocasiones al inicio y nos convierten el gol. Que la gente se quede tranquila. Estamos en deuda. Lanús ganó bien”.

Por otro lado, se refirió a los cánticos de la hinchada apoyando a Trezeguet. “La gente tiene derecho a pensar y cantar por lo que quiere. No me molestó. Estoy orgulloso del trabajo, de cómo lo hago. No quiere decir que no se hayan hecho las cosas bien cuando no se cumple el objetivo. Esto tiene que dar motivos para trabajar y ver en qué nos equivocamos. Me siento contento, a pesar de que esta derrota duela, por todo lo hecho”.

Y cerró: “Siempre la máxima responsabilidad es del DT. Tengo que agradecerle a Daniel (Passarella). Fue el que nos trajo. De todo lo que hablamos, lo hicimos con la intención de ser competitivos. Hicieron un gran esfuerzo como dirigentes. Nos dio todo. No tuvimos la capacidad de acomodar a un equipo de la manera que queríamos y que quería la gente”.

Imagen: Nicolás Aboaf