Kranevitter, el pibe que salvó la ropa

Un león en el mediocampo, el más joven fue el más destacado. El tucumano fue la figura de un mediocre River y se ganó la ovación de todo el Monumental.

Matías KranevitterMarcelo Barovero (5): Tuvo responsabilidad en el segundo gol. Igualemente, mucho más no podía hacer. Tapó pelotas claves que evitaron una goleada.

Gabriel Mercado (5): Fue siempre una salida clara por su sector. Casi no sufrió en la marca y dejó todo en el ida y vuelta. Si bien tuvo imprecisiones, no dejó de intentar.

Germán Pezzella (4.5): Muy atolondrado en la marca. Claro para salir por bajo, pero su deber es defender y en eso no cumplió.

Jonathan Bottinelli (2): Errores infantiles y evidentes en los dos primeros goles, los que sentenciaron el partido. Habilita en las dos jugadas. ¿Fue su último partido en la Banda? Debiera serlo…

Leonel Vangioni (4): Tuvo un tiempo y no demostró nada. Perdió la marca en la jugada del segundo gol. Lejos de su habitual rendimiento.

Matías Kranevitter (6): Se ganó los aplausos de todos. Un león en el mediocampo. Dejó todo y no por eso perdió precisión y claridad en la entrega. Se ganó la titularidad.

Leonardo Ponzio (3): Se esperaba que fuera el partido del resurgimiento y fue todo lo contrario. Fue la confirmación de un nivel bajísimo en lo futbolístico y nulo en el aporte de paciencia y mando para el equipo.

Osmar Ferreyra (4): Habitualmente, cuando no cumple en líneas generales, al menos aporta desde la pelota parada. Bueno, hoy ni siquiera eso. Flojo en el aporte ofensivo y nulo apoyo defensivo.

Jonatan Fabbro (3): Volvió el Fabbro de las primeras fechas; tibio, irresoluto, poco inteligente en la entrega y con nulo sacrificio. Dos tiros libres y nada más…

Teófilo Gutiérrez (4): Un gol para salvar el partido, pero nada más. Jugó de nueve de área y casi no tuvo situaciones de gol.

Juan Carlos Menseguez (3.5): Su único aporte fue la asistencia para el gol de Teo. Mucho choque, mucha pérdida y pocas situaciones de gol.

Carlos Carbonero (4): Nada, nada de nada. Se esperaba de él el cambio de ritmo, el punch en los últimos metros, el aporte ofensivo y no llegó a sumar ni una acción de peligro para el arco rival.

Jonatan Maidana (4): No pudo cambiar la variante en la última línea, sufrió cada vez que atacaron a River.

Manuel Lanzini (3.5): Ingresó para demostrarle a Ramón que merecía titularidad y lo único que hizo fue sumar motivos para su suplencia. Mucho traslado, pocas decisiones, ningún aporte.

Imagen: Nicolás Aboaf