“Quedamos en deuda porque no pudimos ganar algo”

El vicepresidente segundo, Omar Solassi, íntimo de Passarella, explicó los motivos por los cuales el Kaiser no se postulará a las elecciones y ensayó una autocrítica.

solassiSin dudas, Omar Solassi es el más passarellista de todos los passarellistas. Admiró al Kaiser como aquel enorme jugador que fue y luego se hizo amigo de su ídolo. Este empresario de la carne respaldó económicamente la campaña para llegar al poder y Daniel Alberto lo premió con la vicepresidencia segunda del club. Por esa intimidad que aún conserva con Passarella, Solassi fue la única voz del oficialismo que habló tras conocer la decisión del presidente de no ir por la reelección.

“Corresponde a un tema familiar, aunque puede ser también que haya visto las encuestas, que lo ubicaban tercero”, contó con ambiguedad. Igual, Solassi reforzó el concepto transmitido ayer por el Kaiser en una reunión con sus principales dirigentes y allegados: “En su vida le tocó ser un gran jugador de fútbol, pero la carrera no le permitió ver crecer a sus hijos. Él expresa que ahora que tiene sus nietos no se lo quiere perder y es válido, aparte de eso que dijo que no se sentía con fuego sagrado para seguir adelante con la gestión”.

Solassi, quien creía que Passarella iba a jugar el 15 de diciembre, fue autocrítico con los 4 años de gestión: “La actividad dirigencial es ardua y feroz; esta CD queda en deuda con el hincha porque no pudimos ganar algo. Esperemos que la próxima gestión tenga la suerte que no tuvimos nosotros”.