Ardió la tribuna

La gente se hizo escuchar con la derrota. “Que se vayan todos, que no quede, ni uno solo”, entonaron. Hasta cantaron por Cavenaghi y Trezeguet. Y una noche volvió el hall, con la barrabrava rompiendo un vidrio del micro.

IMG_8222Hoy, sin dudas, lo mejor que tiene River es su gente. Esa que a pesar de los golpes siempre está. La que llenó el Monumental para ver al equipo meterse en la semifinal de la Sudamericana, pero que no encontró respuestas en la cancha. La decepción y la calentura los invadió. Y se expresaron, con la bronca lógica por el tremendo sopapo que propinó Lanús y las nulas referencias que dio el equipo de Ramón.

Porque la gente se calentó. Luego del tercer grito Granate se escuchó: “Que se vayan todos, que no quede, ni uno solo”. Al toque, entonaron: “Saquense la camiseta, desenla a la hinchada que juega mejor”.

También se acordaron del presidente: “Passarella botón, vos sos hincha de Boca, la p… madre que te p…” Y hasta pidieron por Cavenaghi y Trezeguet, como si este fuera un toque de atención a Ramón Díaz, quien decidió que el francés no siguiera en el club.

Luego del partido, muchos hinchas fueron a manifestarse al hall central, en una práctica que hacía mucho tiempo no se daba en el estadio luego de una derrota. Se rompieron algunos vidrios y participaron algunos integrantes de la barrabrava. Estos rompieron una ventanilla del micro que traslada al plantel.

Imagen: Nicolás Aboaf