Debut eléctrico

El Rayo Menseguez  hizo su presentación con la Banda roja. ¿Cómo anduvo? La rompió con un golazo. Y eso que hacía dos años que no jugaba. ¿De movida con Lanús?

MenseguezEl martes, ante Lanús, había firmado planilla por primera vez en su carrera como jugador de River, pero no pudo entrar en el partido. Finalmente, el estreno oficial se dio con Estudiantes. Con la 8 en la espalda, Juan Menseguez se sacó las ganas a diez años de su partido del club (se fue a Wolsfburgo). Y de qué manera se sacó la espina.

A los 8 minutos recibió un centro, controló el balón, hizo pasar de largo a un rival y la puso bien lejos de Rulli, contra el ángulo izquierdo del arco de Estudiantes. Golazo. Inmediatamente, el Rayo salió como un idem en busca de Emiliano Díaz, su amigo, un hermano de la vida, con el que incluso comparte un tatuaje en el brazo izquierdo (también lo tiene el Malevo Ferreyra). El ayudante de campo salió disparado del banco de suplentes para fundirse en un abrazo con Menseguez. Y Ramón tampoco se lo quiso perder, ya que el Rayo había sido una polémica apuesta suya.

Mense no jugaba desde el 25 de septiembre de 2011, en un 0 a 0 entre su ex club, San Lorenzo, y Racing. Una osteocondritis en su rodilla izquierda puso en peligro su carrera. Pero no se quedó. Y volvió una noche. En su casa, el Monumental, donde no había podido jugar más que en reserva. Tras el golazo, el Pelado decidió reemplazarlo en el entretiempo. Que a nadie le extrañe que sea titular el miércoles en busca del pasaje a las semifinales de la Sudamericana.

Finalizado el encuentro, el Rayo dijo: “Estoy feliz en lo personal, pero es una lástima que hayamos perdido. Ahora jugamos el partido más importante del semestre y esperamos darle una alegría de la gente. Yo quiero estar, espero que me toque”.

Imagen: Nicolás Aboaf