Todo definido para recibir al Pincha

River hizo su último entrenamiento con vistas al choque con Estudiantes, el domingo a las 21.15. Ramón Díaz hará nueve variantes en relación a los once que arrancaron ante Lanús por la Copa.

img_7791Uno porque tiene un nivel impresionante y no sufre el mismo desgaste que un jugador de campo. Otro porque no podrá jugar en la revancha copera ante Lanús al haber sido expulsado en la ida. Sólo Marcelo Barovero y Eder Alvarez Balanta son los sobrevivientes del último equipo que paró Ramón Díaz, el pasado martes por la ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. El resto estará entre algodones para jugar la revancha el miércoles y meterse en la semifinal del certamen internacional. Por eso, el Pelado meterá mano. A fondo. Habrá nueve cambios para recibir el domingo a Estudiantes, a partir de las 21.15.

En el último ensayo quedó confirmado el once que ayer el riojano había anticipado en conferencia de prensa: Barovero; Vega, Maidana, Bottinelli, Alvarez Balanta; Solari, Ledesma, Rojas; Fabbro; Mora y Menseguez.

Si bien River tiene la mente en Lanús, el choque con el Pincha es importante para algunos futbolistas. Para Bottinelli es la chance de convencer a Ramón y ser titular por el colombiano en el duelo ante el Granate. Fabbro irá por un camino parecido, ya que el Pelado quiere testear la realidad del enganche, quien iba a ser titular con Lanús pero que finalmente quedó afuera por la muerte de su padre. Si convence, no extrañaría que entre por Lanzini.

Además, otros jugadores tendrán la posibilidad de volver a contar con una oportunidad, como Augusto Solari. O como Ledesma y Rojas, que hasta hace poco tiempo eran titulares. Qué decir de Mora, lejos del nivel que supo tener. Y ni hablar para Menseguez, que a los 30 años se dará el gusto de debutar en la primera de River tras más de dos temporadas sin jugar oficialmente.

Por otra parte, el equipo buscará quebrar un negativo record histórico. River está a 83 minutos de superar la marca sin convertir goles. Hasta el momento suma 451. Y nadie quiere quedar en los libros por una mala.