Un escenario difícil

Desde que Lanús se afianzó definitivamente en Primera, en 1992, River sólo ganó 6 veces sobre 20 visitas al Sur. Aquí, un repaso histórico. 

img_1369Sin dudas, Lanús ha sido uno de los clubes de más crecimiento en los últimos 20 años. En 1992 regresó a Primera tras un año en la B Nacional ( incluso en los 70′ había jugado en Primera C) y no se fue más de la máxima categoría. Hasta se consagró campeón en 2007. Sacó pibes de inferiores. Respeta de verdad los proyectos a largo plazo: tuvo 5 entrenadores en los últimos 7 años. También se superó institucionalmente. De una cancha con tablones de madera pasó a un escenario de cemento, con palcos de lujo y remodelaciones recientes que lo ubican como uno de los mejores estadios de la provincia de Buenos Aires. Allí jugará River, un lugar donde le fue incómodo actuar -y ganar- de 1996 a la fecha.

Por cuestiones de capacidad (lindas épocas del fútbol argentino, cuando el visitante, en el caso de ser un gigante como River, metía entre 10 y 15 mil personas por partido), los primeros duelos se dieron en la cancha de Independiente y en la de Vélez, con un triunfo Granate (3-2, último partido del Flaco Comizzo hasta su vuelta, en 2001) y tres empates.

El primer duelo en el Sur salió 2 a 2, por el Clausura 96, con un River que venía de ser campeón de la Copa Libertadores. Ese mismo año, por el Apertura, aquel muy buen Lanús de Cúper ganó 3-1, aunque River se consagraría a fin de año en lo que fue el primer título del tricampeonato.

En la primera fecha del Apertura 97, el Millonario venció por 3-1, con goles de Celso Ayala, Medina Bello y Siviero en contra. En diciembre se llegó al Tri.

En los Clausura 99 y 2000 se dieron sendos 1-1. En el Apertura 00, el Grana sepultó las ilusiones de campeonar del River de Gallego: 2-3.

En el Clausura 2002, el Lanús del Profe Córdoba le puso un freno a la última vuelta olímpica del River de Ramón: 0-1. Si el Millonario ganaba aquella tarde era campeón, pero esto se concretó una semana más tarde, con un 5 a 1 de lujo ante Argentinos Juniors.

La Banda volvió a ganar en el Clausura 2003, ya con Pellegrini en el banco, en lo que fue un verdadero partidazo: 4-3. Y River fue campeón dos jornadas después.

Luego, en los Apertura 2003 y 2004, y en el Clausura 2006 se dieron tres caídas al hilo: 0-2 (estaba con la cabeza en la Sudamericana), 0-1 y 1-4 (noche letal del Ogro Fabbiani). River volvió a ganar en el Apertura 2006, por 2 a 0, en lo que significó el regreso de Ariel Ortega.

Triunfó otra vez en el Clausura 2008: 1-0. Aquel gol de Buonanotte fue clave para el último campeonato local, con Diego Simeone del otro de la línea de cal.

En el Apertura 2008 (2-0), la Sudamericana 2009 (1-0) y el Clausura 2010 (1-0) volvió la racha Granate. Hasta que en la última jornada del Apertura 2010, River regresó al éxito con un 4-1 contundente. Aquella victoria, con el equipo de Jota Jota López peleando por no descender, nubló la cabeza de Passarella y del propio entrenador, quienes consideraron que había plantel para afrontar el próximo torneo. Y, se sabe, sólo llegó Bordagaray. Aquella subestimación costó jugar un año en la B Nacional.

Con River de vuelta en Primera, Lanús le asestó un duro revés en el Torneo Final 2013, propinándole un 5-1 que sacó de la carrera por el título al equipo de Ramón Díaz. La última visita fue hace poco tiempo, por el Torneo Inicial. Y triunfó la Banda por 1-0, con gol de Mercado, consiguiendo la sexta victoria en Guidi y Arias en los últimos 17 años.

Un escenario difícil, aunque River tiene motivos para creer en un éxito.