Quedó picante

River y Lanús se vuelven a ver las caras tras aquel partido por el torneo, que terminó con cruces y patadas. En el Sur le apuntan a Teo Gutiérrez. Que se porten bien…

img_6011Quedó picante. El duelo copero cuenta con un antecedente inmediato: por el campeonato, en lo que fue el último triunfo Millonario (y último gol oficial, el de Mercado), River y Lanús se vieron las caras en el Sur y la cosa no terminó bien.

A Pablo Díaz, el árbitro de aquella noche, se le escapó el partido de las manos. Primero, no cobró un claro penal por un topetazo de Maxi Velázquez a Augusto Solari. Fue el comienzo del final, porque al toque Teo Gutiérrez empezó a provocar a los jugadores de Lanús, que lo fueron a buscar intencionalmente. Incluso se le salió la cadena al siempre correcto Paolo Goltz, que le pegó al colombiano luego de que éste le tiró una patada. Se calentó tanto el ex Huracán que después le dio sin pelota a Mercado y de esa jugada llegó el gol del lateral. Y al toque, en esta cadena de violencia, Diego González le pegó una murra impresionante al ex Estudiantes. Pablo Díaz no expulsó a nadie.

El Díaz que estuvo más despierto fue Ramón, que sacó a Teo antes que Somoza lo colgara de la platea. Al cafetero le apuntan en el Sur, donde pasó sin pena ni gloria hace más de un año (metió un gol en dos partidos por la Libertadores). Que se porten bien, que jueguen al fútbol. Todos. Aunque haya quedado picante.