Solo la Centenario alta clausurada

El Comité de Seguridad hizo oficial el castigo por las contravenciones en el Superclásico. Con Belgrano, el próximo domingo, solo una tribuna estará cerrada. Además, piden solucionar los ingresos al Monumental con el arreglo de los molinetes y habrá exigencias para los socios.

HELLOMOTOIDENSe veía venir, era un secreto a voces. Las contravenciones en el Superclásico iban a tener un castigo. Y el Comité de Seguridad lo hizo oficial: River recibirá a Belgrano en el Monumental, partido pautado para las 18.15 del domingo, y sólo se clausuró -de manera preventiva- la tribuna Centenario alta. La sacó barata, ya que se había evaluado jugar a puertas cerradas.

¿Por qué la sanción? Los motivos que expuso la seguridad para castigar al club tienen que ver, principalmente, con la reventa de entradas, la irregularidad en los accesos y el exceso de capacidad.

El fiscal Norberto Brotto, que hace un año investiga el tema, detectó un faltante de 8.000 boletos que no pasaron por el canje para socios. River informó oficialmente que había expendido 54 mil tickets, pero el Monumental estaba a reventar contra Boca, incluso con gente sentada en los pasillos de las tribunas.

Otro malestar se dio porque la CD vendió entradas para el corralito de la Centenario alta, finalmente clausurada por temor a infiltrados de la barra de Boca. Y eso que el consejo fue poner esos boletos para el canje. La yapa es que se detectó un mal funcionamiento de los molinetes.

Atención: no se descarta que la sanción se amplie, ya que a River se le abrió un sumario para evaluar otras irregularidades y se le pidió colaboración al club para que mejore los ingresos. Le dieron tiempo hasta el próximo miércoles a las 10 hs para que se arregle el sistema de molinetes, con el expreso pedido de colocarlos en los playones de la platea San Martín y la tribuna Sívori.

Además, a partir de ahora los socios deberán presentar el carnet con la cuota al día acompañado por la entrada que canjeen antes de ingresar a la cancha. Con esta normativa se busca cortar la reventa.

A esto hay que sumarle la aplicación de un sistema de diferenciación por colores en la impresión de las localidades partido a partido y por el sector de la cancha y, además, la asignación de nominalidad y numeración de las entradas de protocolo.