Todo en contra

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) Pompei no le cobró un claro penal a Andrada, pero River no pateó al arco en Rosario y perdió 1 a 0 con Newell´s. La derrota deja al equipo de Ramón a doce unidades de la Lepra, único líder del Torneo Inicial. Si no atacás… 

Ramp“Si no los bajamos nosotros, ¿quién lo va a hacer?”, apuró Ramón Díaz en la previa. Pero River no sólo no bajó a Newell´s sino que parece haberse despedido de la pelea grande por el torneo. Quedó a doce puntos de la Lepra. En Rosario se asumió como inferior al mejor equipo de la Argentina. Si no atacás… Y si encima no te cobran un penal grande como el Parque Independencia…

Era la última chance para subirse a la lucha. River no propuso nada en el Bielsa. Se limitó a defender muy cerca de Barovero, pero no lo hizo bien como conjunto, sino que en varias ocasiones lo salvaron las individualidades, como pasó en el segundo tiempo cuando Vangioni metió un cierre excelente ante un Tonso que estaba por liquidar al arquero. Y eso que Balanta no arrancó bien en el partido, con entregas deficientes y algunas faltas peligrosas cerca del área, aunque luego levantó.

River tampoco peleó por la posesión del balón. Se la dejó al cuadro que mejor la utiliza en el fútbol vernáculo. Al que le faltó explosión por la ausencia de Maxi Rodríguez, aunque no perdió el estilo de toque, circulación y movilidad de la mano de un excelso Bernardi.

El plan de Ramón, que siempre pregona y promete protagonismo, fue austero. Andrada, delantero, se paró como volante derecho para tapar las subidas de Casco. Ponzio se cerró para colaborar con Ledesma. Pero Newell´s, igualmente, manejaba el balón y superaba a los volantes millonarios. Mientras, Simeone era el llanero solitario y Lanzini no la encontraba.

Los de Berti fueron arriando a los de Ramón. Por la postura, River se ató a un error rival para llegar con cierto peligro. En el primer tiempo sólo hubo un tiro del Cholito que se fue a las nubes y otro de Ponzio que pasó a dos metros. Eso fue River. Poquito…

Vale destacar que en lo que va del Inicial, el Millonario empató sin goles nueve de los 11 primeros tiempo que jugó en el torneo. Un dato elocuente.

Aun sin profundidad, River salió un poco más en el ST. Tuvo algunos contragolpes mal finalizados. Se descuidó un poco, muchas veces dejando a sus defensores mano a mano con los delanteros locales. Pero no arriesgó aún sabiendo que se estaba quedando a nueve puntos de Newell´s.

Ramón dejó de sacrificar a Simeone, al que sustituyó por Carbonero y dejó de llanero a Andrada. Más tarde, cuando volvió la luz (se rompió un generador y el juego estuvo parado 25  minutos) entró Bottinelli por Vangioni, con una molestia.

Casualmente, el rubio hizo una falta tonta a 30 metros del arco y con un rival de espaldas. En el centro, River durmió la siesta, Barovero, el que lo salva siempre, esta vez se resbaló y no pudo apurar a Víctor López, quien metió un cabezazo certero para darle una justa victoria a los rosarinos. En el resto del partido, los de Ramón lucieron desangelados y sin amor propio, ni siquiera se intentó la heroica para caer de pie.

La única chance clara fue luego de un pase hacia atrás mal dado por Isnaldo, que Andrada aprovechó y cuando se iba hacia el arco para marcar el empate fue cortado por Heinze. Era penal. Pompei -lejos de la jugada- y el línea consideraron lo contrario. Otro fallo arbitral que perjudica a River en el campeonato, aunque esto sólo sirva para maquillar otra pobre actuación.

Newell´s va camino a otro título. Es un cuadrazo que sabe a lo que juega hace mucho tiempo. Mientras, River no aparece, no da buenas señales y se ata a la Sudamericana como objetivo. En Rosario le dijo adios al torneo muy tempranamente. ¿O alguna vez estuvo en la pelea?

Imágenes: Nicolás Aboaf.