Todavía se juega a la incógnita

Hay que pasar el dolor de la derrota superclásica. Para eso, Ramón encontró preocupaciones de presente que determinarán el rumbo del futuro cercano: el encuentro con Newell’s, el domingo a las 21.15. En Ezeiza, el DT pulió detalles defensivos, pero aún no hay confirmaciones.

EntrenamientoAl menos la semana dio motivos poner la cabeza en lo que viene y tratar de olvidar lo que pasó. Es que, entre lesiones, suspensiones y las citaciones por las Eliminatorias Mundialistas, el entrenador tuvo que meter mano a sus planes.

Por eso, en Ezeiza y a puertas cerradas, empezó a probar. En espacios reducidos, Ramón Díaz ubicó a Germán Pezzella por el lesionado Jonatan Maidana; pasó a Leonardo Ponzio como lateral derecho por la ausencia de Gabriel Mercado, afectado a la Selección argentina; y mantuvo a Leonel Vangioni por el costado izquierdo, ya que se pediría el artículo 225 por la citación del ex Estudiantes. De esta forma, el único seguro es Eder Alvarez Balanta, el único que seguro se irá en diciembre…

El resto son todas incógnitas. El cambio obligado correrá por el lado de Teo Gutiérrez, en Colombia por las Eliminatorias. La lógica indica que Giovanni Simeone sea el que lo reemplace, tal como sucedió la última vez que se ausentó el cafetero. Sin embargo, Jonathan Fabbro corre con posibilidades, al igual que Rodrigo Mora. Juan Kaprof, el delantero restante, se entrenó diferenciado por un desgarro. Andrada es fija.

En el medio, todo puede suceder. ¿Sale Carbonero y entra Kranevitter? Aunque mañana será el día en que el panorama se aclare. Ramón probará equipo por primera vez en la semana y comenzará a pensarse de manera definitiva en el puntero del torneo.

Imágenes: Nicolás Aboaf