Ramón se inclinó por Rojas para equilibrar la balanza

Sobre el final, cuando ya se veía la bandera a cuadros, Ariel Rojas superó a Osmar Ferreyra en la consideración de Ramón Díaz e irá desde el arranque ante Boca. De esta forma, cambiará todo el mediocampo y serán los únicos tres cambios en relación a los que comenzaron con Lanús.

Ariel Rojas

Finalmente, el DT meterá un trío de modificaciones en el equipo que recibirá a Boca. Con la confirmación de que Cristian Ledesma, quien por lesión se había perdido el duelo ante Lanús, reemplazará a Leonardo Ponzio y que Carlos Carbonero, quien cumplió una fecha de suspensión el domingo, ingresará por Matías Kranevitter, faltaba la definición sobre quién ocuparía el sector izquierdo. Y, en la última práctica, Ramón pegó el volantazo y metió al ex Godoy Cruz.

La decisión tiene un fundamento concreto. Con el regreso de Carbonero, River perderá marca en el mediocampo y Ferreyra, de vértigo pero poca contracción para la recuperación, sintió el efecto desde el otro lado de la banda. Con la vuelta de Rojas, la balanza vuelve a equilibrarse y, seguramente, la sorpresa llegará por parte de Vangioni, como sucedió en el resto de la temporada.

De esta forma, la alineación para el Superclásico será: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Eder Alvarez Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Carbonero, Cristian Ledesma, Ariel Rojas; Manuel Lanzini; Federico Andrada y Teófilo Gutiérrez.

Además, se concentrarán: Chichizola, Pezzella, Bottinelli, Ponzio, Kranevitter, Ferreyra, Fabbro, Gio Simeone y Mora. Dos de ellos quedarán afuera del banco de suplentes.